Editorial

Reforma del Código Penal

02/05/12 |El Código Penal argentino será reformado de manera íntegra, según anunciaron las máximas autoridades nacionales. Se trata de un Código que fue aprobado en 1921 y es lógico sostener que se encuentra desactualizado.

En cuanto a las modificaciones, desde entonces ha sufrido más de mil “parches” pero ninguna reforma integral como la que ahora se propone.
Al respecto, es importante señalar que quienes llevarán adelante este proceso representan un arco ideológico plural. La comisión estará presidida
por el juez de la Corte Suprema de la Nación, Eugenio Raúl Zaffaroni, por el ex camarista León Arslanian, más tres representantes del sector político como el diputado radical y ex camarista Ricardo Gil Lavedra, el diputado de PRO Federico Pinedo y la ex diputada del Frente Amplio Progresista, María Elena Barbagelata.
La idea del proyecto borrador es modificar el Código Penal, especialmente para que las penas puedan tener un mayor equilibrio o proporcionalidad como así también establecer nuevos topes para penas mínimas y máximas.
La reforma, atento que han transcurridos casi nueve décadas, también asumirá el desafío de incorporar nuevas figuras delictivas, especialmente las que están tipificadas de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, como la de genocidio y desaparición forzada de personas. En este marco, también se propone integrar regulaciones que están dispersas en leyes especiales como los llamados delitos aduaneros, los de drogas y hasta los delitos penales en materia ambiental. Incluso, algunos analistas no descartan incluir o diseñar un sistema de penas alternativas a la cárcel.
Con buen criterio y asumiendo el sentir de la mayoría de la sociedad argentina, desde el Ejecutivo Nacional se puso un límite a la reforma integral del Código Penal y es el tema vinculado con la despenalización del aborto.
La reforma integral al Código Penal es oportuna, porque el que está vigente no representa la actualidad del delito y en materia de penas tampoco las exigencias del conjunto de la sociedad.
La reforma al Código Penal es una tarea titánica. Por eso es saludable –tal como se hizo en 1921- que haya una gran proporción de integrantes que representan a la oposición. En la década del veinte, el Código Penal tuvo esa impronta plural y fue, mientras estuvo actualizado, una muy buena herramienta. Por eso es oportuno saludar que esa metodología no haya cambiado en su espíritu.
Todos los especialistas –independientemente de su ideología- coinciden en a necesidad de una reforma es imprescindible e incluso no son pocos los que se han ofrecido a trabajar en un ante proyecto.
Volviendo a los temas que seguramente serán introducidos, se encuentra el e la violencia de género como los delitos contra la libertad sexual y entre los que todavía se excluye la violación en el matrimonio.
La sociedad argentina está viviendo dos procesos que están llamados a marcar un “antes” y un “después” en materia de servicio de Justicia: la reforma al Código Civil y ahora está reforma al Código Penal. Que prevalezca el sentido común, la responsabilidad de tamaña empresa, la pluralidad y fundamentalmente que se haga pensando que debe ser perdurable en el tiempo.

  • Email
  • Imprimir
  • Aumentar
  • Disminuir
La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."