Editorial

Una ambulancia para Pueblo General Belgrano

La comunidad de Pueblo Belgrano hace mucho tiempo que viene gestionando contar con una ambulancia para sus vecinos.

Solamente la insensibilidad de las autoridades de Salud de la provincia como del Departamento generan que esta gestión se convierta en un calvario y todo quede en una absurda dependencia de esferas gubernamentales que le dan la espalda a esa comunidad.
El Centro de Atención Primaria de la Salud “Carlos Artusi” depende del Ministerio de Salud de Entre Ríos, a pesar de que la Constitución provincial reformada en 2008 habilita que ese servicio dependa de una Municipalidad. Es inconcebible que se pretenda realizar atención sanitaria primaria desde 300 kilómetros de distancia. Y prueba de ello es que Pueblo General Belgrano se queda sin poder acceder a algo tan elemental como un vehículo especializado para traslado de pacientes.
Algún funcionario podrá sostener que en caso de urgencia o de emergencia se puede recurrir a las ambulancias del Hospital Centenario, pero es insuficiente, dado que ese servicio –reconocido por las propias autoridades- es insuficiente para cubrir las demandas de la zona. Incluso el número 107 en el Departamento Gualeguaychú no está bien implementado y por el momento de esto tampoco nadie se hace cargo.
El ministro de Salud, Hugo Cettour, adeuda elementales respuestas a una comunidad que se encuentra en materia de Salud casi huérfana y abandonada.
No se entiende cuál es el propósito de generar tanta desidia, de fomentar la existencia de ciudadanos de primera y de segunda, de no poder garantizar elementales derechos humanos y constitucionales básicos como el de la Salud.
¿Cuál es la década ganada? ¿La de no poder siquiera gestionar una ambulancia para una población como la de Pueblo General Belgrano? ¿La de renunciar a que los centros de atención primaria de la salud sean gestionados desde un municipio como indican los manuales más elementales en esta materia?
Algo no está funcionando como corresponde. ¿Qué se estará esperando para corregirlo, máxime teniendo en cuenta que se trata de Salud y con ello de la vida?
El Ministerio de Salud de la provincia se está convirtiendo en una de las carteras de gobierno que más falencias presenta. Incluso ha sido incapaz de promover una ley provincial integral en materia de salud, que constituye otra deuda de la reformada Constitución de 2008.
No ofrecer elementales herramientas o medios es una de las formas más claras de fomentar la dependencia y de provocar la imposibilidad de acceder a derechos básicos. Se supone que el Estado está para corregir esas asimetrías injustas. Pero, en materia de Salud, la gestión Cettour indica que en Entre Ríos el Estado está para eso: para generar una dependencia paternal que en nada ayuda a la sociedad.