El observatorio

El Observatorio de la Cosas que pasan

28/08/14 |Por El Vigía.

No quiero reeditar una recordada columna de nuestra hoja. Lo mío apunta a otra cosa: exhibir la verdad, desnuda, descarnada, de un oficialismo que vive de escándalo en escándalo. Que otra cosa es la diaria diatriba de Capitanich contra aquellos que están en la vereda de enfrente. Lo que va más allá de todo lo tolerable es que el Jefe de Gabinete haya salido a decir que toda la oposición y los gremialistas enrolados en la CGT y ¡hasta los periodistas! estamos pagos por los fondos buitres. ¡Habrase visto tamaña barbaridad! Pero este señor se da el lujo de decir cualquier barbaridad y nadie le pone freno a su boca en permanente y sistemático desmadre
Como no podía ser de otra manera, Capitanich recoge lo que siembra. Si bien usa munición gruesa para insultar al resto, desde el otro lado llueven los “misiles”. Lilita Carrió, por ejemplo, no se anduvo con vueltas y acusó a su comprovinciano de ser poseedor de gran cantidad de bonos de la deuda externa, y de ser propietario de considerable cantidad de propiedades cuya tenencia nunca pudo justificar.
El “mono” Benegas, por su parte, denuncia que el único buitre es el Gobierno apelando al juego perverso de una inflación que está vaciando las reservas, destruyendo los salarios y condenando a los jubilados a vivir en una cuasi miseria, en tanto la entidad que agrupa al universo farmacéutico acaba de anunciar que se estudia la posibilidad de rechazar los recetarios del PAMI por la abultada deuda que el mismo mantiene con las farmacias. No quiero ni imaginarme lo que sucedería si nuestros abuelos no pudieran atender la salud. En este caso, ¿ a quién le echará la culpa Cristina? Y, seguramente, otra vez ”los buitres” encabezarían el listado…. Indudablemente, la novelita de los bonos defolteados le permite a Cristina salir en cadena a cada rato para corrernos no con el filo de la cuchilla sino con la vaina. Pero esto tampoco le sirve de nada: la gente empieza a darse cuenta que lo ciertamente preocupante no son los buitres sino los “caranchos” que desde hace años andan sueltos por el país. Por de pronto, llama la atención que un reciente estudio internacional haya llegado a la sorprendente conclusión que nuestra Presidente sería mil veces más rica que Obama, lo cual demostraría que no sólo es una abogada exitosa sino una financista difícil de ser emulada. Por algo, su reciente escapadita a las islas Seichelle, uno de los más famosos paraísos fiscales de la tierra... En cuanto a lo de abogada exitosa habría que probarlo, por cuanto en los ámbitos tribunalicios argentinos consultados en ninguno de ellos existe una sola evidencia que alguna vez firmara una demanda judicial.
 
Nota completa, edición papel.