Ads
Secciones
Diario El Argentino
Secciones
Diario El Argentino
Ads
Ciudad

.

Una historia de película

Ads
Una historia de película

Por Camila Mateo mateocamila396@gmail.com


Ads

Omar Bocard vive en Villa Elisa y es conocido por haber construido su propio cine, cuando la ciudad se quedó sin una sala cinematográfica. De un pueblo entrerriano a la pantalla grande, esta es la particular historia de un amante del cine.

Cuando Omar tenía 9 años comenzó a  trabajar de canillita y recorría las calles de Villa Elisa que, en aquel entonces, contaba solo con 3500 habitantes. A su paso, iban apareciendo carteles con las películas que estaban de estreno en el cine del pueblo y enseguida le picó el “bichito de la curiosidad”.

Con las pocas monedas que ganaba de su trabajo, el joven Omar decidió averiguar de qué se trataba esto que se denominaba el séptimo arte y no hubo vuelta atrás, el niño se enamoró perdidamente del cine.

A partir de ese momento, no se perdió ninguna función, incluso con problemas de salud, sobre todo en invierno, Omar concurría al lugar que lo estremecía y donde podía ser partícipe de muchas historias. Cuenta, que cuando cumplió 18 años, empezó a ir con el auto que tenía su mamá, un Siam Di Tella, y no volvió a pasar frío, como ocurría cuando iba caminando.

Sin embargo, en la década de los ochenta deciden cerrar el cine, porque en el lugar funcionaba una biblioteca y necesitaban el espacio. “Estuve años luchando para que se reabriera. No tuve apoyo, así que  una mañana me levanté pensando ´si la montaña no viene a mí, yo voy a ir a la montaña´ y  me puse a construir un pequeño cine, sobre mi casita, que estaba en un terrenito que me habían cedido mis padres ante escribano público”, relata Omar.

Su profesión de albañil le fue muy útil, ya que durante 168 domingos, que se tradujeron en 3 años y medio, construyó su propio cine que lleva el nombre de Cinema Paradiso. Omar comenzó a construir la sala en noviembre de 1996, durante sus días libres y finalizó el 3 de junio, con la proyección de la película Alma Mía, interpretada por Araceli González y Pablo Echarri.

Cuando estaba construyendo el cine, Omar no le contó el verdadero motivo a su esposa, sino que le dijo que iba a levantar un saloncito para alquilar. Cuando se enteró del verdadero motivo ya no había vuelta atrás. La gente de Villa Elisa que se enteraba de la obra, creía que estaba loco, que “tenía la cabeza al revés”, o peor: que había perdido el juicio.

Durante 10 años, el cine funcionó en la planta superior de su casa, el objetivo principal era que fuera accesible, no solo para los vecinos, sino sobre todo para los niños. Omar siempre recuerda el momento en que conoció el cine y deseaba que todos los guríses también lo conocieran.

Pero, en un momento, los hermanos de Omar quisieron vender la casa materna y el Concejo Deliberante no los dejó subdividir el terreno, por lo que Cinema Paradiso tuvo que ser demolido. Todo esto fue registrado por Luz Ruciello, la cineasta de Concepción del Uruguay que estaba filmando un documental sobre la historia de Omar.

El dueño del cine no quiso ver la demolición, que solo miró cuando se estrenó el documental, y se negó a volver a pasar por el lugar donde había concretado su sueño por primera vez. Sí, por primera vez. Porque buscaría la revancha.

 Es así que Omar se puso manos a la obra nuevamente y ya con severos problemas de salud construyó por segunda vez su Cinema Paradiso.

 

Un cine en concreto

 

La historia de Omar llegó a los oídos de la cineasta uruguayense, Luz Ruciello, quien durante 10 años retrató la vida de este entrerriano tan particular. El relato ganó un concurso a Mejor Historia y recibió el apoyo del INCAA para llevarse a cabo.

Un Cine en Concreto se estrenó en el año 2017 y obtuvo premios en muchos lugares del mundo, incluido India y Taiwán.

Sin embargo, la experiencia que más atesora fue la del Festival de Cine de Lima, en Perú. “Nuestra película abría el festival,  yo siempre veía el Festival de Mar del Plata y veía la alfombra roja y  los grandes actores. Y un día, el humilde albañil estaba en la alfombra roja del Festival de Cine de Lima, donde me daban los flashes de las cámaras y me  decían ? ´¡Omar, Omar!, para sacarme una foto. Ingresamos, yo en el medio, la directora de cine de un lado y la productora del otro, por esa alfombra roja. Era una locura porque ahí estaba  el albañil. Yo que era un fanatico del cine y de los actores, ocupando ese lugar parecía que lo estaba usurpando”, relata con humildad.

 

Netflix aparece en escena

 

A fines de 2019, cuando la historia de Omar se había hecho conocida, el gigante de las series y las películas on demand, se comunicó con el dueño de Cinema Paradiso para hacer el pre-estreno de la película Klauss en su sala de cine, ya que consideraban que había una similitud entre el personaje del film y el entrerriano.

A cambio, Omar pidió a Netflix una nueva pantalla, el alfombramiento de la sala y una cámara HD. Sin embargo, la compañía hizo más que eso: techó el ingreso a Cinema Paradiso y le pagó a su dueño una suma importante de dinero por el vídeo que se filmó allí y que tiene a Omar como protagonista. 

Ese mismo año, el eliense participó del programa ¿Quién quiere ser millonario?, de preguntas y respuestas que conducía Santiago Del Moro, donde ganó 130 mil pesos.

 

 

Un amor incondicional

 

Omar nunca vivió del cine, jamás fue ese su objetivo. Por mucho tiempo, trabajó de albañil hasta que su escoliosis no se lo permitió más. Momento en que, ayudado por la comunidad de Villa Elisa, abrió una zapatería en el local de su casa. Sin embargo, durante el gobierno de Mauricio Macri debió cerrar.

Hoy, Omar sobrevive con su jubilación y la de su esposa, como él mismo dice. Cuenta que las vacaciones de invierno fueron un éxito, en lo que refiere al cine. Cinema Paradiso tiene una clientela fija, que incluso ya tiene sus butacas designadas de antemano, así lo puede confirmar esta escritora, que tuvo el placer de disfrutar de una película en esa mágica sala. Las funciones regulares son los viernes a las 18:00 hs para el público infantil y los sábados 20:30 para los adultos

Actualmente, Omar tiene en venta una cámara filmadora HD porque tiene que cambiarle  la lampara a uno de los proyectores que tiene y no le alcanza la plata. Quienes estén interesados pueden comunicarse con él al 3442 52-0748.

La historia de Omar es la de un soñador que hace, porque todos tenemos la capacidad de soñar pero ¿Todos tenemos la valentía de hacerlo realidad? El consejo que da este hombre entrerriano, que ha vivido una vida de película, es comenzar a hacer y no quedarse con los “me gustaría y los quisiera”.

“Tenés que empezarlo y decirle a la comunidad lo que estás haciendo, porque si sos alguien de palabra lo vas a hacer. Le digo a los jóvenes que no abandonen, que comiencen. Sin comienzo no hay fin, no hay logro. No hay otra cosa que empezar”.

 

    Autor:
    avatar usuario El Argentino
    El Argentino
    Ads
    ComentariosDebés iniciar sesión para poder comentar