Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Wednesday 3 de March de 2021

Chau salto del Moconá

12/28/2011 |Los saltos del Moconá son unas cataratas de unos 10 m de altura, que interrumpen durante unos 3 km el curso del río Uruguay al sudeste del departamento San Pedro, en la provincia argentina de Misiones.

Por Fundavida

Una de las maravillas del planeta, en la provincia de Misiones, será una más de las víctimas de los insensatos proyectos del Complejo de Represas Garabí cuyo proceso de concreción avanza a pasos agigantados a pesar de la unánime oposición de la ciudadanía.
El presupuesto inicial estimado es de U$S 1.800.000.000, aunque se sabe que en estas inversiones las previsiones iniciales luego hay que multiplicarlas por dos o tres veces por los costos imprevistos.
Es un secreto a voces que las “coimisiones” y “peajes” por habilitar estas inversiones nunca son menos al 10%, por esta razón es que somos pesimistas respecto de su no-concreción.
En una nota anterior denunciábamos que políticos del Noreste del país que tendrán ingerencia en las indemnizaciones de las tierras a inundar están acaparando las mismas en vista a “autoindemnizarse” en cifras escandalosas.
Los saltos del Moconá son unas cataratas de unos 10 m de altura, que interrumpen durante unos 3 km el curso del río Uruguay al sudeste del departamento San Pedro, en la provincia argentina de Misiones. La particularidad de estas cataratas, o saltos, es que no son transversales al curso de las aguas como la mayoría de las cataratas, sino que son longitudinales. El canal en donde caen los saltos es una gran falla geológica, y su profundidad alcanza en algunos puntos los 170 metros. No todas las épocas son adecuadas para ver los saltos, sino que depende del caudal del río; sólo cuando está bajo pueden verse los saltos.
En idioma guaraní Moconá significa «que todo lo traga». De relieve accidentado, surcada por numerosos cursos de ríos y arroyos y cubierta por una importante masa boscosa, los Saltos del Moconá ofrecen más de cien alternativas para vivir la naturaleza.
Pero habrá que apurarse, pronto se irán para siempre.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Colaboraciones

En la ciudad: Cuentas pendientes en materia ambiental
Un punteo a mano alzada de los temas que tenemos pendientes en la ciudad en materia ambiental. 
Biocombustibles: energía para el holocausto
El consumismo absurdo de los países ricos ya no puede ser satisfecho por sus propias reservas y disponibilidades de recursos naturales y materias primas; entonces se han lanzado por asalto a controlar los del resto del mundo y trasladarlas a sus economías.