Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Thursday 12 de December de 2019

Son abogados, no doctores

12/31/69 | Es común a los abogados llamarlos doctores. Pero esto es un error enorme, aunque gracias a la costumbre y a los usos no necesariamente implica la usurpación de títulos, tal como lo establece la ley. Hay abogados que son doctores, porque han hecho un doctorado en leyes; pero la inmensa mayoría no son doctores, aunque así se los reconozca profesional y socialmente.

DE LA REDACCIÓN
EL ARGENTINO   El debate es muy antiguo, pero nunca quedó saldado. Incluso existe el Expediente número 3062-D-2007, Trámite Parlamentario 75 del 22 de junio de 2007, firmado por Jorge Reinaldo Vanossi, sobre el uso indebido de títulos académicos. Dice Vanossi con respecto a la confusión de llamar doctor a un abogado: “Es una cuestión de costumbre, porque antes la carrera universitaria era "Doctorado en Leyes" no Abogado. A partir de 1918 la Universidad (con la reforma) adoptó la denominación de "Abogacía" para la carrera de Leyes, pero el calificativo quedó. La provincia de Córdoba, la "Docta", fue el primer lugar del país donde se dictó la carrera de "Doctorado". Lo del "doctor" por un posgrado es mucho más actual. Hasta 1949 sólo existían carreras de grado”. Pero por una vieja costumbre a los abogados se les da el título de doctor sin haberlo obtenido en realidad, y –como se indicó- no se considera usurpación de título. Pero sí un privilegio. Algunos “doctores” para evitar ser llamados abogados, sostienen que ese tratamiento proviene de una acordada de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Sería interesante que el Colegio de Abogados, el Poder Judicial, la Asociación de Magistrados dieran a conocer dicha acordada y en todo caso debatir luego si éticamente una acordada es superior al rol de una universidad a la hora de otorgar un título que amerite luego un tratamiento nada menos que de “doctor”.
La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

Una buena iniciativa
En alguna oportunidad, el tema había sido tratado en esta sección; por eso, la noticia que se dio a conocer ayer en este medio es bienvenida.  
Buen Día