Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
jueves 13 de diciembre de 2018

La ola de robos sigue creciendo y hay desconcierto en la policía

La ola de robos sigue creciendo y hay desconcierto en la policía

12/10/18 |

Por Nahuel Maciel

EL ARGENTINO

Gualeguaychú vive, lamentablemente, una ola de robos sin precedentes. Las víctimas son diversos comercios y la modalidad se repite: ingresan por los techos o por propiedades vecinas. Mientras tanto, en la Policía reina el desconcierto y los investigadores –a pesar de sus esfuerzos- no tienen elementos que permitan su esclarecimiento. A este contexto hay que sumarle un malestar casi generalizado entre los altos mandos y los cuadros subalternos.

Ayer se conoció que un comercio del rubro textil fue robado. Se trata del comercio que gira bajo la razón social “Antonieta” y está ubicado en Constitución al 600 del barrio Hipódromo.

Lo único que se sabe hasta el momento es que los delincuentes ingresaron al local a través de una vivienda familiar lindante con el comercio con el que se vincula por una puerta clausurada por un armario. Pero, utilizaron una pala de punta para romper la puerta e ingresar al comercio.

Se llevaron las prendas más caras y para males rompieron todo lo que encontraron a su paso. Previamente, del domicilio vecino se llevaron un televisor.

Otro caso

En la noche del martes, quien se convirtió en blanco de la delincuencia fue una carnicería ubicada en Alberdi y Andrade.

Esta vez, el sistema de seguridad (alarmas y las cámaras de vigilancia) impidieron el robo, aunque el propietario sufrió la rotura de los techos.

No es la primera vez que les paso algo similar. Hace tres meses fueron robados y ese hecho sigue impune.

Más casos

En la edición del 4 de octubre pasado, EL ARGENTINO dio cuenta de esta ola de robos que, por el momento, no tiene respuestas por parte de la Policía.

Comercios del rubro pinturería, una gomería una carpintería de aluminio y vidriería, sin contar los innumerables robos a casas de familia, se han convertido en blanco predilectos de un accionar que tiene desconcertado a los investigadores.

Tan solo para referenciar una fecha reciente, el martes 25 de septiembre, el gerente de la pinturería Salto Grande, Claudio Hogman, constató que delincuentes ingresaron por un local vacío que da sobre calle San Martín, donde antes funcionaba un supermercado y que linda con la pinturería, y tras romper con un soplete la cerradura de la caja fuerte, se robaron aproximadamente 1,5 millones de pesos, que la gerencia tenía guardados para realizar el pago a proveedores.

En este caso, los delincuentes treparon por los techos, barretearon una chapa, retiraron las tejas y cortaron un tirante para poder introducirse al sector del depósito donde se encuentra la caja fuerte, que a su vez no cuenta con sensores detectores de movimientos, que accionen la alarma contra robos. Incluso taparon las ventanas para evitar que el reflejo del soplete los delatara. Tuvieron todo calculado.

Cinco días más tarde, el 30 de septiembre, una persona robó en la gomería que gira bajo la razón social “La Cueva”, ubicada en Urquiza, a metros de la rotonda del bulevar Daneri.

Para ingresar a la gomería se violentó el techo del comercio, y quien lo hizo se tomó su tiempo porque evitó el característico ruido que se produce cuando se desclava una chapa plástica. Por el techo ingresó al interior de la gomería y se llevó aproximadamente 600 pesos en cambio, una computadora portátil y una moto Yamaha FZ propiedad de un empleado del comercio; que luego fue encontrada prácticamente desarmada.

El 3 de octubre, la ola de robos tocó al comercio dedicado a la carpintería metálica y vidriería que está ubicado en Primera Junta al 100, casi esquina Colombo.

El descubrimiento lo realizó el titular del comercio cuando abrió su local y observó que extraños había ingresado. Los investigadores sospechan que el ingreso al local se pudo haber realizado a través de una vivienda desocupada que es lindera al local. De allí accedieron al techo del galpón, levantaron una chapa y quebraron otra de fibrocemento. Una vez en el local, revisaron todos los rincones hasta dar con el dinero que estaba destinado al pago de salarios de los empleados.

Hay que tener en cuenta que la Jefatura Departamental de Gualeguaychú es una de las mejores dotadas de la provincia: cuenta con personal profesional, móviles y demás estructura para la prevención y el esclarecimiento de los delitos. Sin embargo, desde el quince de septiembre a la fecha no ha podido esclarecer ningún hecho de robo significativo, lo que genera una mayor desazón en la comunidad.

Las internas en su cúpula, la desconfianza entre los mandos medios y los altos jefes (con casos judicializados) y un acentuado descontento del personal, tal vez sea una de las causas de esta falta de resultados. Mientras tanto, la indefensión se acentúa con el correr de los días y la ola de robos a comercios sigue creciendo.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."