Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Monday 6 de July de 2020

El Parlamento paralizado y la bomba económica del conurbano

El Parlamento paralizado y la  bomba económica del conurbano

04/26/2020 |Tras semanas de inactividad pura maquillada vía Zoom, el Congreso se dispone a buscar la manera de cumplir su rol… a distancia. Mientras tanto la cuarentena se prolonga y los intendentes del GBA no ocultan sus temores.

Por José Angel Di Mauro

(Colaboración)

 

“Las horas más oscuras” se llama el filme de 2017 que narra los primeros días de Winston Churchill al frente de Gran Bretaña. La trama empieza y termina en el Parlamento británico: arranca con la renuncia de Neville Chamberlain como primer ministro del Reino Unido y el nombramiento de Churchill como sucesor; y al final con este último dando su histórico discurso denominado “Lucharemos en las playas”, en el que advierte sobre el posible intento de invasión por parte de los nazis, que ya habían conquistado parte de Europa.

Es lógico tratándose de un sistema parlamentario, pero el dato es que en plena Segunda Guerra Mundial el Parlamento británico funcionaba a pleno. Al reclamar desde la oposición que el Congreso argentino salga de su parálisis, el diputado Luis Petri recurre precisamente al ejemplo británico: “El Día D, Winston Churchill concurrió a la Cámara de los Comunes a dar explicaciones sobre el desembarco en Normandía, pero los diez minutos iniciales los destinó a hablar de la recuperación de Italia.

No se le ocurrió decir: ‘Miren, como estamos en el momento más importante de la guerra, no vamos a rendir cuentas’; al contrario, porque estaban en el momento más importante  de la guerra era cuando se necesitaba mayor acuerdo político y más conocimiento por parte del Parlamento de lo que estaba ocurriendo”.

En rigor, Emmanuelle Macron somete todas y cada una de sus decisiones a la Asamblea francesa; en Italia, Giuseppe Conte fue a rendir cuentas también a un Parlamento con sus miembros sentados a no menos de un metro de distancia entre sí. En esta región, Brasil, Chile, Ecuador y Paraguay ya han realizado sesiones remotas a través de diversas tecnologías, según detalló esta semana un informe de la Fundación Directorio Legislativo.

Recién se activó el Parlamento en materia de leyes cuando el oficialismo encontró la necesidad de sesionar para tratar lo que no puede imponer por DNU.

En la Argentina, la pandemia tuvo un efecto paralizante en los poderes Legislativo y Judicial. El segundo está en feria desde hace más de un mes y un grupo de juristas alertó en la semana sobre las consecuencias graves de esa parálisis para cuando concluya la emergencia. El Congreso de la Nación, por su parte, solo realiza reuniones informativas a través de Zoom, en las cuales ministros y secretarios han expuesto ante diversas comisiones en reuniones que son bienvenidas, pero no tienen ningún efecto resolutivo. Ni siquiera el jefe de Gabinete ha concurrido a alguna de las dos cámaras, como establece la Constitución.

Recién se activó el Parlamento en materia de leyes cuando el oficialismo encontró la necesidad de sesionar para tratar lo que no puede imponer por DNU. Las leyes impositivas deben ser votadas por los miembros del Congreso y eso fue lo que llevó a la presidenta del Senado a pedir una declaración de certeza a la Corte, para que estableciera la legalidad de una ley votada de manera remota.

Fue el elemento que disparó la reacción de una oposición que ha estado bastante opaca en esta coyuntura y que reclamó sesionar de manera presencial. La Corte, a todo esto, terminó rechazando el pedido de Cristina Kirchner de resolver sobre lo que corresponde al reglamento de otro poder, pero en el fallo dejó por sentado la lógica de apelar a la tecnología, algo que no puede reprocharse a los constituyentes por no haber previsto. En rigor, al resolver el tema la propia Corte no lo hizo de modo presencial, sino virtual…

Ahora la polémica girará en torno a si las cámaras están habilitadas para modificar el reglamento por videoconferencia, o deben previamente votar eso en una sesión presencial, como reclama la oposición. Como sea, al menos ahora sí comenzará el Congreso a hacer su trabajo cuando este martes se reúna -por videoconferencia- la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo.

Es la que se encarga de analizar los DNU. Alberto Fernández ha firmado 33 desde que asumió y ninguno ha pasado aún por el Parlamento, cuando el artículo 99 de la Constitución deja claro que deben ser tratados por esa bicameral dentro de los 10 días posteriores a haber sido firmados. Solo tratados, ni siquiera aprobados. Pero no se ha hecho.

Los críticos van más allá al advertir que el gobierno “se siente cómodo con la pandemia”, o mejor dicho con la cuarentena estricta.

El Poder Ejecutivo está muy cómodo con este statu quo. No puede culpárselo, cualquiera disfrutaría de la posibilidad de manejarse a puro decreto y con la Justicia a media máquina. Los críticos van más allá al advertir que el gobierno “se siente cómodo con la pandemia”, o mejor dicho con la cuarentena estricta, que ha logrado su fin de aplanar la curva de contagios, aunque previsiblemente genera consecuencias demoledoras para la economía.

Pero precisamente la situación le permite al gobierno gozar de un nivel de aceptación solo alcanzable en circunstancias excepcionales como las que estamos viviendo, y relegar el debate por la economía a un segundo plano.

El dólar blue tocó en la semana los 120 pesos y en este contexto no tiene techo, pero no hubo escándalo, como si las preocupaciones de un país en cuarentena estricta pasaran por otro lado. El debate por la deuda no ocupa las primeras planas a pesar de aproximarse la Argentina al default, aunque se sigue especulando sobre un eventual acuerdo consecuencia de un mundo imprevisible que ha cambiado.

 

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."