Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Tuesday 7 de July de 2020

Coronavirus: no hay motivo para tantas excarcelaciones que favorecen a los delincuentes

Coronavirus: no hay motivo para tantas  excarcelaciones que favorecen a los delincuentes

04/26/2020 |La pandemia que estamos atravesando franquea innumerables aspectos de la vida cotidiana de todos los habitantes, cualquiera sea su condición. Ello nos motiva a hacer un cambio radical en nuestra existencia, dejar de lado el espíritu gregario y practicar el aislamiento, junto con los cuidados necesarios para protegernos del contagio.

Por Eduardo Gerome (*)

Al decir que nos afecta sin distinción, obviamente no podemos dejar de referirnos a quienes se encuentran privados de su libertad.

La primera reacción que tuvieron los defensores de muchos de los condenados y procesados que se hallan en las distintas unidades carcelarias del país fue aducir que se trataba de personas en situación de riesgo por su estado de salud o por su edad, por lo que requerían la concesión de la prisión domiciliaria. Hasta aquí estamos en presencia de un pedido de los interesados, a quienes les resulta legítimo hacerlo.

Sin embargo, lo que causó asombro en la ciudadanía fue que numerosos jueces se hicieran eco de esa argumentación y comenzaran a otorgar ese beneficio a diferentes presos, justificando sus determinaciones en que la prisión no era un lugar aconsejable para enfrentar el riesgo de contraer coronavirus. Entre ellos, podemos citar el caso de Amado Boudou, a quien se le permitió irse a su casa, a pesar de la condena que pesa sobre el nombrado y que no se halla enfermo ni tiene elevada edad.

Entre las decisiones judiciales que reafirmaron esa tendencia pueden señalarse la de la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires y la más reciente de la Cámara de Casación Penal de la ciudad de Buenos Aires, que recomienda a los jueces “extremar los recaudos para coadyuvar a la pronta disminución de la sobrepoblación carcelaria” (Acordada 5/2020).

Es decir, que la decisión de muchos magistrados de enviar a los presos a sus casas encontró la aprobación de los tribunales superiores, lo que indudablemente va a provocar que otros imiten esa tesitura.

Empero, la cárcel no debería ser un lugar con peligro de contagio si se guardan las medidas de seguridad y de higiene necesarias. Habiéndose prohibidas las visitas, una adecuada desinfección de las unidades y de los alimentos que se les proveen más los necesarios cuidados que debería guardar el personal penitenciario tendría que ser suficiente para garantizar que disminuya razonablemente el peligro de contagio. No hay mejor garantía que estar aislados de todo contacto con el mundo exterior. Y, por otra parte, existe un hospital penitenciario al que podrían ser trasladados los presos que requirieran atención médica.

Entonces, no se encuentra la razón real por la que tantos jueces conceden estos favores a los delincuentes sin que haya un motivo concreto de peligro en que continúen cumpliendo su condena. Además, cabe preguntarse: ¿por qué se concede el privilegio a unos y a otros no? Ello máxime que es sabido que no hay posibilidades de un adecuado contralor de su correcto cumplimiento, habida cuenta el número creciente de personas en esa condición.

Puede advertirse que la atención de la justicia está siempre puesta solamente en los victimarios y no en las víctimas ni en la sociedad. Y debe saberse que toda decisión en favor de aquéllos va en detrimento de los otros, que son los que sufren la posibilidad de que vuelvan a cometer hechos ilícitos, como ha registrado la crónica hace no mucho tiempo. Pensemos también que el delincuente ha elegido voluntariamente ponerse en ese lugar mientras que la víctima es la que resulta elegida, sin tener ningún interés en estar en ese lugar.

Deben considerar los jueces, cuando dictan estas resoluciones, que gran parte de la sociedad está disconforme con ellas y que contribuyen a aumentar la muy baja consideración que tiene la Justicia, según todas las encuestas de bastante tiempo a esta parte. Por último, cabe destacar que tales decisiones alientan a los motines carcelarios -como ha ocurrido- dado que todos se sienten acreedores a tener el beneficio, aunque no exista motivo real alguno que lo amerite.

 

(*) El autor es abogado penalista, ex juez nacional en lo Criminal de Instrucción. Esta columna de Opinión se publicó originalmente en el portal Infobae.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Policiales

Femicidio en la ciudad de La Paz: mató a su ex delante de su hijita y se entregó
Ocurrió este domingo en una precaria vivienda del barrio Feria de La Paz. La ex pareja tenía una beba en común. El hombre fue hasta el lugar y la acuchilló.  
Balaceras, corridas y cercado policial en la Unidad Penal N° 3 de Concordia
La siesta de ayer se vio alterada en la zona Sur de Concordia, cuando comenzó a escucharse el inconfundible sonido de numerosos disparos, efectuados en el interior de la Unidad Penal N° 3.  
La Brigada de Abigeato recupera animales sustraídos
La Brigada de Prevención de Delitos Rurales llevó adelante una investigación en torno a un ilícito sucedido en un establecimiento ubicado a la vera de la Ruta Provincial N° 51 en la localidad de Parera.  
El defensor General de Entre Ríos analizó la realidad que se vive en las cárceles
En el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus, el defensor General de la provincia, Maximiliano Benítez, habló de sobrepoblación, hacinamiento y temas pendientes al abordar la realidad de las cárceles entrerrianas.