Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Thursday 2 de July de 2020

Virus, “no pico” y la Ley de Morfi

Virus, “no pico” y la Ley de Morfi

05/11/2020 |Por el encierro y la interrupción de las clases, los niños fueron los más perjudicados en tiempo de pandemia.

Por Daniel Bosque (*)

(Colaboración)

 

Una noticia puede ser buenísma, y a la vez no tanto. La Argentina permanecía en 54° del ranking mudial por contagios y hay quienes se animan a la hipótesis del no pico. El lado B de este alivio es que crecieron las quejas por el daño colateral de la cuarentena, en momentos en que los controles de las autoridades amenazan con desbordarse.

El consultor energético Daniel Gerold elaboró proyecciones y conjeturas acerca de la evolución del COVID- 19, apelando a las estadísticas oficiales:

La evolución de la epidemia en la Argentina no tiene ningún punto de comparación con la de países del hemisferio Norte.

El avance se encuentra controlado y es muy inferior a cualquiera de las proyecciones elaboradas y presentadas el 19 de marzo por el Ministerio de Salud, en base a lo que ocurría en países afectados.

La capacidad hospitalaria se encuentra sin ningún colapso y con amplios márgenes de capacidad remanente.

El total de Casos al 30 de abril era de 4.428. Si supusiéramos que existen siete casos no detectados por cada uno verificado, tal vez habría 31.900 personas contagiadas.

Si eso fuera así, la probabilidad de cada persona de los 45 millones de argentinos de encontrar a una persona contagiada, sería de sólo 0.07%.

Pero esta ínfima probabilidad sería aún menor si consideramos que los casos están concentrados en focos definidos e identificables, como hospitales y geriátricos. Por eso, la probabilidad es menor aun para una persona cualquiera de la sociedad.

Con la foto que mostraba Gerold, hace un par de días, coinciden voces como la del médico sanjuanino Gustavo Alcalá, quien también es sinópticamente optimista, pero a la vez advierte sobre el peso del matiz cultural, la inminencia del invierno y su lastre gripal y el rezago de la Argentina, con respecto a la vecina Chile, sin ir más lejos, en cantidad de testeos, lo que permitiría dejar de “volar a ciegas”.

 

Idem planeta, al Talón de Aquiles de los trabajadores de la salud y a la preocupación por el altísimo riesgo en el mundo de los geriátricos, que ya dijeron presente aquí, se sumó por estas horas la explosión de contagiados en las villas de la ciudad de Buenos Aires, un indicador que figuraba en los pronósticos y que puede trazar la frontera viral entre dos países. La reina del Plata, como en la fiebre amarilla de 1879, en el peor de los escenarios podría quedar envuelta en una alta contagiosidad y férrea cuarentena mientras el país, con los debidos cortafuegos, podría conservar sus buenos ratios relativos, salvo Chaco, Tierra del Fuego y otras comarcas asoladas, se encaminan a un relax, siempre reversible si los contagios rebrotan.

 

Cómo, cuándo y donde

El “check out” de la pandemia es el quid de la cuestión.  No habiendo muertos el mensaje sanitario se complica. Es la moraleja planetaria: recién cuando saltan las víctimas a las pantallas, la ciudadanía se disciplina. Sin ese terror pánico, no es posible entender a los argentinos sin sus tantos besos microbianos que espantaron a Madonna o sin sus ruedas de mates.

A cincuenta días de la generalización de los aislamientos en el mundo, tras la explosión en el centro y sur de Europa, hay un mapa diverso de cómo pegó el virus, pero Estados Unidos, México y Brasil, son tres ejemplos voluminosos de como apostar al contagio de rebaño es una estrategia que en esta parte del mundo se cobra tantos pobres como viejos. 

“Señor gobernador, le comunicamos que el 10 de mayo abriremos nuestras puertas…” palabras más menos el cut and paste que comenzó en el interior de Santa Fe y se extendió en la última semana por todo el país, en muchos casos por afuera de las estructuras de las cámaras empresarias o ejerciendo presión sobre ellas. Con ariete en el comercio minorista, quebrado o en vías de, por una caída promedio del 60% en las ventas quedó a las puertas de la ruina total a pesar del auxilio en salarios y en presión a los bancos por tasas más blandas. 

Ya se sabe, el rigor fiscal y las metas del FMI han volado por los aires y la expansión monetaria es el antivirus que producirá otras ñañas que se adivinan y hoy están tapadas por la zozobra ciudadana y la pirotecnia de los políticos. La Ley de Morfi (para extranjeros: comida, en lunfardo) se está imponiendo sobre la de Murphy en el paisaje que venía ya recesivo. El único dinamizador de la economía hoy puede ser el Estado, por regulaciones o por obras capaces de dinamizar la inversión privada en tiempos de alarma empresaria por presión impositiva, señales del intraperonismo y defaults por entregas.

Alberto Fernández acaba de decir que el PBI caerá el 5 o 6% pero el análisis privado cifra esta desgracia en el doble. Como en la pandemia, es la película y no las fotos lo fundamental. En el auge del on line, los Estados nacionales y provinciales se lanzaron a una digitalización forzada al mismo tiempo que los contribuyentes quedaban en un limbo con respecto al pago de impuestos y otros vencimientos. Y los prestadores de servicios esenciales u opcionales han hecho del flex con los morosos su catecismo, por decisiones empresarias o por dictado de los entes, como en el caso de los servicios públicos. Se destruyó la cadena de pagos y el último mes según la Unión Industrial Argentina más del 75% de las empresas muestra algún grado de cheques rechazados y el 17% tuvo hasta 80% de rechazados. La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) indicó que apenas el 24% de los negocios pudo cubrir sus cheques y el 44% no pudo respaldar ningún cheque desde la cuarentena Este panorama dificultará el certificado de buena conducta de las pymes a futuro a menos que otro decreto gracioso. Fuente: (El Parlamentario).

(*) El autor de este artículo es director de Mining Press y EnerNews analiza las últimas novedades derivadas de la crisis económico/sanitaria de la pandemia del COVID 19.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."