Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Sunday 27 de September de 2020

¡Somos Tierra y sentimos su dolor!

¡Somos Tierra y sentimos su dolor!

07/31/2020 |Las noticias, pero más aún las imágenes de los incendios en el Delta, nos dejan atónitos, tristes, impotentes ante tanto daño.

Por Valeria Inés Enderle (*)

 

¿Será que observando esas terribles llamas ardiendo en unos de los ecosistemas más importantes del Planeta podremos entender que el dolor que nos genera es porque ese dolor es también de la Madre Tierra, de la que formamos parte?

Hoy, en el día de la Pachamama, en vez de ser un día de festejo como lo es para los pueblos originarios de nuestra América, es un día en el que debemos hacer un mea culpa de lo que en esta era del Antropoceno le estamos haciendo directamente a ella e indirectamente a nosotros/nosotras mismos/mismas.

Es preciso construir un modelo distinto de gobernanza ambiental. Sentir que todos/as podemos accionar desde nuestro lugar para ello, pero también exigir a las autoridades, es un paso adelante. Y ya no es un ‘podemos’ si no un ‘debemos’ hacerlo por las generaciones futuras, las que vendrán y que van a poder disfrutar sólo lo poco o mucho que nosotros/as les dejemos.

Es preciso sentirnos interpelados. Es preciso que reaccionemos. Es preciso que despertemos del letargo del otro/a lo va a hacer. Es preciso que exijamos de la manera más contundente posible la prevención y también la recomposición.

En este contexto de emergencia una vez más pretendemos que nuestras autoridades provinciales y nacionales estén a la altura de las circunstancias y actúen conforme la Constitución Nacional y Provincial, así como según las normas federales, provinciales e internacionales que como argentinos/as hemos decidido hacer parte de nuestro ordenamiento jurídico. Pero también deben saber que en función de los juramentos que hicieron al asumir en sus cargos, la Patria siempre les demandará su responsabilidad. Y esa responsabilidad en su función les exige velar por el bien común de las personas y de los ecosistemas.

La desidia y falta de voluntad política de algunos/as merece el más enérgico rechazo. Debemos llamar a las cosas por su nombre. Esto es un ecocidio.

La protección de los ecosistemas de los cuales depende nuestra vida es tarea de todes: es tiempo de volver a la naturaleza, es tiempo de agroecología, es tiempo de energías renovables, es tiempo de políticas públicas construidas desde el territorio, es tiempo de normas realmente protectorias, es tiempo de sentencias que tutelen efectivamente personas y bienes comunes, es tiempo de ponerse en movimiento: ¡Es tiempo de actuar ya!

 

(*) Valeria Inés Enderle es abogada, magister en Derecho Ambiental y Urbanismo. Especialista en Derecho Ambiental y Tutela del Patrimonio Cultural, es directora Ejecutiva de la Fundación CAUCE. Esta columna de Opinión se publicó originalmente en Análisis Digital.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

Don mercado, el consultor
Denostado de mil formas continúa en estado de advertencia. Pocos lo aceptan, pero todos lo escuchan y se interesan en él. Es contradicción pura. El anciano aparece como criminal y como víctima. Culpable por su accionar frontal y agresivo; y, mártir puesto que su andar responde al impulso de la sociedad que le reprocha y reprende.