Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Tuesday 29 de September de 2020

Basta de pavadas

Basta de pavadas

08/22/2020 |Con la incorporación del lenguaje inclusivo el directorio del BCRA busca eliminar “la masculinización del idioma”.

 

Por Jorge Pedro Jurado (*)

(Colaboración)

 

El Gobierno nacional sigue en la pavada habiendo temas tan importantes en nuestra patria. Quieren meter la reforma judicial en momentos inoportunos. Se pelean con la Corte, con Google, con la CGT que dice la verdad por primera vez de que Máximo jamás trabajó, con la oposición, con los ciudadanos que fueron a las marchas del 17A. Mientras la administración pública decide reformar temas para seguir creando polémicas y distraer a la gente.

Primero fue la Inspección General de Personas Jurídicas que dispuso que los órganos de dirección y fiscalización de las sociedades, asociaciones y fundaciones debían tener una cantidad de miembros en paridad de género. Luego el Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió aprobar una guía para que todo el personal de esa institución comience a usar lenguaje inclusivo en las comunicaciones, expedientes, formularios y documentación de la institución en lugar de ver la forma que puede manejar la fuga de dólares y el vil valor de nuestra moneda.

Como si no hubiera empleados públicos de sobra, el primer paso de las autoridades de ese banco fue la creación de una gerencia específica encargada de ocuparse de imponer el uso del lenguaje inclusivo, que desde ya no es el lenguaje por señas para los hipoacúsicos ni el sistema Braille para los no videntes como usa inteligentemente en su tarjeta personal el Presidente del Uruguay Luis Lacalle Pou.

Es esa pavada que se les ha ocurrido a algunos de mal usar el idioma castellano, tratando de utilizar palabras que según ellos identifiquen bien el sexo femenino para diferenciarlo del masculino.

Así es y no lo van a poder creer, pero en el BCRA creó una Gerencia de Comunicación Estratégica y una Gerencia de Promoción de Políticas de Género, Resguardo del Respeto y Convivencia Laboral para dedicarse a esa soberana estupidez.

Resulta insólito que fundamenten lo decidido en que “será una herramienta excelente que ayudará a ser personas más inclusivas, más humanas, más respetuosas, más iguales. Nos va a estimular a buscar y a encontrar nuevas maneras de expresarnos incluyendo y respetando en la redacción de textos que como los informes, dictámenes o normas suelen ser muy estructurados y rígidos”.

Con la nueva resolución, se pretende promover una comunicación que evite sesgos de género y expresiones sexistas, que no reproduzcan estereotipos o situaciones de discriminación y que visibilicen todas las identidades de género. El objetivo es paulatinamente migrar de la masculinización del lenguaje a la interpelación de todos los géneros. Inentendible el término de “todos los géneros” si es que quieren igualar.
La increíble guía está compuesta por ejemplos concretos, sugerencias y recomendaciones, ofrece opciones para nombrar colectivos y grupos, para expresar cargos y posiciones, ejemplos sobre el uso de artículos y pronombres, formas impersonales, y recomendaciones sobre el uso de imágenes y según el directorio oficialista del BCRA se busca eliminar “la masculinización del idioma”.

 Esta forma de idiotizar a la gente y destruir el idioma so pretexto de la igualdad ya se aprobó hace un tiempo en el anterior gobierno de Cristina Fernández en el Congreso, pero poco o nada se usa y damos algunos ejemplos como para que puedan advertir tamaño despropósito:

Se debe utilizar: El hombre (o los hombres) o los hombres y las mujeres; el niño (por ejemplo, los derechos del niño) y la niña o los derechos de las niñas.

Los jóvenes y las jóvenes; el candidato (uso frecuente en el lenguaje administrativo) y la candidata.

Los adultos y las adultas; los profesores y las profesoras. Los electores y las electoras. Los funcionarios y las funcionarias. Los argentinos y las argentinas. Los empresarios y las empresarias. Los ciudadanos y las ciudadanas. Todas y todos. Las trabajadoras y los trabajadores. Estimada y estimado. Las y los cónyuges y no se debe usar el Sr X y su esposa para evitar la relación posesiva. Sigo sorprendiéndome de tamaña estupidez. Cuando se habla de Vicepresidente de la Nación ese es el nombre que la Constitución designa y no Vicepresidenta, por lo que cuando Cristina Fernández de Kirchner en alguna sesión en forma insolente corrigió a algún Senador, le recordamos que debe la señora Vicepresidente leer nuestra Carta Magna si acaso no la recuerda de su época de brillante abogada.

Es interminable el listado publicado por el BCRA y lo más ridículo es que pagamos sueldos con nuestros impuestos para esto, que son algunos ejemplos de la inútil labor de inservibles burócratas.

Pero la cosa no se detiene allí, se analiza que, de ahora en más, se exigirá que en las audiencias en la Presidencia de la Nación que cuenten con cuatro o más asistentes se asegure una participación de mujeres y personas LGBT de al menos el 33%.

La Secretaría General de la Presidencia de la Nación, elaboró un nuevo Protocolo con Perspectiva de Género para las audiencias presidenciales y de sus colaboradores y colaboradoras. 

Señores lectores, esto no da para más. El país se cae a pedazos, hay más de 150 días de cuarentena, 60 % de niños con hambre, miles de comercios que no pueden trabajar, el delito avanza día tras día, el Ejecutivo se pelea con la Justicia, los ministros de Seguridad lo hacen entre sí, la inflación avanza, hay miseria por doquier y los burócratas se ocupan de estas pavadas

 

(*) El autor de este artículo es abogado, escritor y director de El Censor Online.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

Recuperar la voz