Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Monday 28 de September de 2020

Unifican en 13 años las penas a jefe narco que traficaba en barrios y desde la cárcel

Unifican en 13 años las penas a jefe narco que traficaba en barrios y desde la cárcel

08/30/2020 |Mariano Cano, un conocido proveedor de cocaína de Concordia, fue condenado en 2016 y 2019, y ahora le impusieron una alta pena única: 13 años de prisión.

Mientras Carlos Mariano Cano se encontraba en la cárcel de Concordia cumpliendo una condena por venta de drogas, armó una banda que distribuía, fraccionaba y vendía cocaína en el barrio Fátima de esa localidad, encabezada por sus dos parejas, que volvió a ser desarticulada.

 

Por las dos causas le unificaron la pena en 13 años de prisión, monto que alcanza las más altas condenas por narcotráfico en la provincia.

La primera causa fue investigada por la Policía Federal hasta el allanamiento en la casa de Cano, en mayo de 2015. El hombre y su entonces pareja, Yohana Luján Fernández, fueron juzgados en el Tribunal Oral Federal de Paraná, en 2016.

En ese debate, el fiscal general José Ignacio Candioti resaltó que la investigación policial pudo determinar que el hombre de 35 años era un importante distribuidor y proveedor a varios kioscos de droga de Concordia.

A su vez, se estableció que el estupefaciente era fraccionado y acondicionado en una casa sobre la Ruta Nacional N° 14. Se remarcó que Cano no repartía en persona la droga, sino que utilizaba “soldaditos” y otras personas que lo protegían. Asimismo, en ese expediente surgió que el jefe narco tenía 12.700 pesos sin ninguna actividad lícita conocida, y que la cocaína que vendía tenía un alto grado de pureza, del 98 por ciento.

Las pruebas y testimonios fueron contundentes, por lo que Cano fue condenado a cinco años de prisión, y Fernández a cuatro años. No obstante, en vez de replantearse sus vidas, perfeccionaron el negocio delictivo, consignó el diario Uno de Paraná.

 

Nueva causa

 

Según se estableció en la pesquisa de la Policía provincial, Cano desde la Unidad Penal Nº 3 de Concordia dirigía las acciones de una organización narco que se desplegaba principalmente en el barrio Fátima, y que su presencia en el exterior estaba representada por sus parejas Yohana Fernández y Lucrecia Trabichet, quienes junto a otras personas cumplían las actividades coordinadas y ordenadas por el jefe de la banda.

En el juicio, el fiscal Francisco Bernhardt sostuvo que se trató “uno de los hechos más relevantes que se han juzgado hasta el momento, denotando un manejo de impunidad absoluta”, por lo que pidió que “se libren los recaudos pertinentes a fin de advertir al director de la Unidad Penal que deberán extremarse los controles efectuados a los internos para evitar que desde una unidad carcelaria se dirija una organización criminal como esta”.

El año pasado juzgaron a todos los implicados, donde Cano volvió a ser condenado, esta vez a nueve años de prisión, por el Tribunal Oral Federal (TOF) de Concepción del Uruguay. A mediados de agosto se realizó la audiencia de unificación de las dos penas. La Fiscalía solicitó que Cano reciba una pena única y total de 16 años de prisión efectiva, lo cual sorprendió porque eran dos años más que la suma de las dos condenas (que daba 14 años). Esto fue cuestionado por el defensor, quien pidió que el hombre reciba en total diez años de cárcel.

Los vocales del TOF consideraron justa la pena de 13 años de prisión efectiva total para las dos sentencias, de la cual ya llevaría cumplida más de cinco años.

Se trata de una pena que iguala la más alta impuesta en la provincia, recibida por Daniel “Tavi” Celis en las causas Narcoavioneta y Narcomunicipio en Paraná, donde también resultó condenado el ex intendente Sergio Varisco (Cambiemos).

La Fiscalía también había pedido la unificación de las penas recibidas por Fernández (en la segunda causa la sentenciaron a siete años de prisión), pero el tribunal coincidió con la defensa en que la primera condena ya estaba concluida.

 

 

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Policiales

La Justicia vuelve a respaldar la Ley de Emergencia Solidaria
Julio Rodríguez Signes es fiscal de Estado.  
Breves Policiales
     
Desactivan una “juntada” ilegal en Paraná: había música y 50 jóvenes
La Policía confirmó que desbarató varios encuentros clandestinos y en la mayoría eran protagonizados por adolescentes y jóvenes.