Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Thursday 22 de October de 2020

El tiempo en nuestras manos

09/05/2020 |   

Siempre me ha interesado el tema del paso del tiempo. ¿Cómo evitar que pase tan rápido? ¿Cómo mantener en algún lugar el recuerdo y el sentido de lo que vivimos?
Podemos acumular papeles, fotos, repetir historias que, de  igual forma,  nos enfrentan con la nostalgia de lo pasado. Existen momentos en la vida del ser humano donde inevitablemente nos preguntamos ¿qué hemos hecho con el tiempo vivido? Otras veces vivimos más pendientes de lo que nos falta o lo que podemos perder, que de lo que tenemos en ese momento. ¿Por qué si el almanaque es el mismo siempre, lo que vivimos en el almanaque interior, corre a tiempos diferentes y nos cuesta estar allí donde están sucediendo la vida?  
Antes de la pandemia era muy común escuchar la frase: Hoy es viernes, tu cuerpo lo sabe”. Atrás había quedado toda una semana de vida, pero la valoración de la nuestra quedaba reducida a una comparación entre el fin de semana y el resto. La agenda, el trabajo, la obligación y el descanso…todos parámetros con los que medimos el tiempo adaptándolo al almanaque. Según la realidad de vida, miramos eventos que nos marcan el tiempo y, lo que es más importante, le dan sentido a ese tiempo. ¿Qué miramos a medida que vivimos? Dentro de los tantos mandatos del mundo actual, está el de vivir el hoy, vivir el presente. El pasado pesa y se nos aparece como un lastre que no nos ha dejado ser; el futuro como algo incierto que nos enfrenta con el miedo a no poder llegar. Deberíamos estar menos estresados, menos ansiosos si estamos tan “instalados” en el hoy…pero lo cierto es que frente a tantos cambios, tanto exitismo, tanta exigencia vivimos más conflictuados y menos tolerantes a todo lo que nos represente un límite, un obstáculo, una posibilidad de vivir y sentir el momento. 
Con ocasión de unas vacaciones en familia en la playa, y pensando en esta cuestión, pude vislumbrar una respuesta. Es común que uno salga a caminar por la playa y pierda la dimensión del tiempo y la distancia. Es un tiempo sin tiempo, un pensar sin obligación de respuesta: repetir los pasos, mirar el horizonte, hablar, sentir el aire o el agua, sin referencia, siendo consciente del momento que se vive y de lo que se pierde cuando ese instante termina. Uno no mide la distancia que recorre en cuadras y a pesar que sabemos que caminamos muchos kilómetros, le encontramos sentido a lo que hacemos. La clave está en darnos cuenta qué miramos para encontrarle sentido a la vida y al tiempo. Este año recorrido es tiempo vivido. Han transcurrido meses, días y como tantas veces solemos decir: “ya estamos en tal mes…” El sentido de lo vivido dependerá de lo que elijamos “mirar” y eso lleva tiempo porque estamos formateados por el calendario. Pudimos aprender muchas cosas nuevas, pero si solo lo hicimos para matar el tiempo y porque no quedaba otra…; podemos sentirnos frustrados porque no cumplimos lo sueños que teníamos o darnos cuenta que muchos de ellos, no eran nuestros y no son tan necesarios como creíamos; podemos desear, como tantas veces, que este año pase o valorar lo que nos ha tocado vivir. De algo estoy seguro: que el calendario nos sigue diciendo, que el tiempo pasa. Encontrarle sentido es una tarea nuestra, que no siempre la sociedad acompaña,  y por eso es bueno no aislarse, saber escuchar, dejarse ayudar, darse cuenta que no estamos solos. Tal vez dejar de mirarnos tanto a nosotros mismos y mirar a otros ayude también a encontrar sentido a la vida para que el calendario esté repleto de buenos días vividos.  

Guillermo Régoli
 

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

La memoria compartida se cuenta con el corazón: “Me lo contó mi hermano”
     
Remedios para el malestar del Planeta
Por monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social  
Permanente aumento de la tasa comercial