Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Tuesday 20 de October de 2020

Nodio, Noprensa, Nolibertad

10/14/2020 |   

Por Coni Cherep (*)

 

“Si no creemos en la libertad de expresión de aquellos que despreciamos, no creemos en ella en absoluto”. Noam Chomsky. Lingüista, filósofo y activista estadounidense.

No se trata de qué lado estamos frente a los hechos de la realidad, de eso se trata la libertad. No se trata de preguntar qué piensa el otro, sino de permitir que lo diga sin que caigan sobre él las barbaries y el desenfreno fanático de quien no soporta oírlo.

Un Observatorio estatal para “la detección y verificación de la información, en la identificación y desarticulación de estrategias argumentativas, la identificación de las operaciones de difusión y los sistemas de alertas” es, sin lugar a duda, la idea más autoritaria que se recuerde desde que recuperamos la democracia.

¿Quién cree estar por encima de nuestra Constitución, de los Pactos internacionales que protegen los Derechos Humanos, por encima de nuestros códigos penal y civil?

¿A quién se le cruzó por la cabeza, que se pueden “desarticular las estrategias argumentativas” de los periodistas? Ni antes ni después de que haya publicado una información, una opinión, ¿o apenas una crónica de los hechos de los que fue testigo?

¿Quién se cree en condiciones de establecer las reglas de lo que se puede y no se puede decir? ¿Cómo y de qué manera se pretende distinguir la mirada subjetiva del medio o del periodista, de los que para otros es una “operación de difusión”?

¿A qué le llaman “sistemas de alertas”, cuando la materia es el derecho de cada individuo, especialmente de los periodistas, a ejercer sin ningún otro limite que los que indican las leyes, su actividad?

¿A qué escuelas de periodismo fueron? ¿Quiénes fueron los docentes que les enseñaron?

¿De qué autores democráticos abrevan?

El Estado debe velar por la libertad plena de la expresión, y no regularla desde ningún “observatorio” con argumentos que pueden servir para un Servicio de Inteligencia.

No, de ninguna manera se puede aceptar ni el Observatorio, ni los objetivos que se propone cumplir. No podemos aceptar ni una sola de esas razones como plausibles ni necesarias.

Debemos reclamar, claro, por un mejor periodismo. Debemos levantarnos frente a la mentira, frente a la ofensa, frente a cualquier acción que con el nombre de “periodismo” suponga un daño a los derechos elementales de los ciudadanos. No del poder de turno.

El periodismo es, precisamente, junto a los otros dos poderes estatales, el principal reservorio de defensa de los más débiles. El parlante que multiplica lo que algunos pretenden que no se escuche.

Ninguna acción del Estado que pretenda censurar o acallar periodistas puede considerarse un aporte para mejorar su calidad, ni sus efectos.

El NODIO, un nombre disparatado y con una clara intencionalidad de apropiación de un valor común a todos los hombres y mujeres de bien, es un paso hacia el control de los contenidos periodísticos. Y no importa de quién, ni sobre quiénes.

El NODIO será en su funcionamiento el “No Verdad”, el “No Libertad”, la “No Prensa”.

¿Necesita la periodista Miriam Lewin, torturada y desaparecida en la ESMA, que le recordemos los valores elementales de la libertad? ¿O cree, en su pertenencia explícita a un partido, una clase dirigente, una experiencia de gobierno, que sólo se trata de la libertad para los propios y el silencio para los que piensan los “otros”?

No se puede retroceder ni un centímetro en ese sentido. Los “daños colaterales” de la mentira periodística, se solucionan con más derechos. Nunca con menos.

Testigos de asesinatos y encarcelamientos de periodistas en muchos países del mundo, la mayoría de ellos han sido acusados precisamente de cometer delitos contra el Estado por “publicar noticias falsas”. El mismo argumento que se pretende instalar con el NODIO.

Admitirlo es aceptar el comienzo de un proceso que puede abrir graves atentados contra la libertad y la vida de los periodistas.

Hay que rechazarlo de plano, sin ninguna clase de contemplaciones ni dudas.

Nadie, desde ningún lugar que no sea el de los jueces naturales, puede limitar nuestro derecho de expresarnos.

La mera intención resulta peligrosa y profundamente antidemocrática.

Aceptarlo o dejarlo pasar, será un acto de complicidad con la violación de un derecho elemental, no para los periodistas solamente, sino para toda una sociedad que merece escuchar las diferentes miradas de los hechos públicos, pero, además, para que el periodismo pueda, destapar aquello que se quiere ocultar y en lo que están en juego los intereses de todos.

 

(*) Este artículo del periodista Coni Cherep fue publicado originalmente en el portal de Análisis.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

Azerbaiyán ataca "sistemas de lanzamiento de misiles" 
Moscú está dispuesto a desplegar "observadores militares" para garantizar la tregua.  
FOPEA advirtió que NODIO “implica un riesgo claro para la libertad de expresión”
El periodista Fernando Ruiz es presidente de Fopea.  
Se confirmaron 42 casos nuevos de Covid en el departamento
Del total 32 pacientes son de la ciudad, de los cuales a13 se le pudo identificar el nexo epidemológico.    
Lames y Meoni anunció el retorno de vuelos, micros de larga distancia y trenes
Las actividades aéreas y terrestres quedaron restringidas a partir del 20 de marzo.