Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Wednesday 2 de December de 2020

Afianzar la justicia…

Afianzar la justicia…

11/01/2020 |El proyecto Artigas que no pudo ser, la Justicia finalmente ordenó el desalojo de los usurpadores.

La justicia se puso de pie en nuestra Patria. Deseamos que siga en ese rumbo con la pretendida reforma o el traslado de jueces.

 

Jorge Pedro Jurado (*)

(Colaboración)

 

Como no podía ser de otra forma, terminó la usurpación en Entre Ríos y en Guernica. Circunstancias distintas, pero actores y copartícipes similares. Ahora vendrán los pases de facturas. El Gobierno Nacional pidiendo la renuncia de las funcionarias que apoyaron a los usurpadores pero tratándose de despegar de Grabois y tragándose las palabras que lo de Etchevehere era un tema de ricos.

El gobernador de Buenos Aires Axel Kiciloff criticando lo de Entre Ríos pero callando lo de Guernica y acusando de represor al intendente de La Plata o haciendo silencio por las otras tomas de municipios opositores.

El gobernador Gustavo Bordet y compañía ausente y callado ante la usurpación en La Paz. El juez Flores regresando a la universidad quizá eligiendo otra carrera más fácil de entender.

La Conferencia Episcopal Argentina condenando tardíamente a propósito la usurpación de tierras.

Las fuerzas policiales entrerrianas colaborando en la entrega de alimentos a los usurpadores obedeciendo como esclavos órdenes de Bordet. Luego prestos a auxiliar a la justicia y desalojar a treinta personas en un operativo inédito por el excesivo despliegue demostrado.

Un Grabois que en lugar de prestar campos de su familia tratando de leer una proclama de reinvindicación del derecho de propiedad con fundamentos del siglo XIX y acusando a terceros de delitos que deberá probarlos.

Por otra parte, una desenfrenada desocupación de familias en Guernica usadas políticamente para crear un clima al gobierno que ofrece dinero por delinquir. Que quede claro que no estamos desconociendo el grave problema habitacional de la Argentina. Usen los campos de Báez, de Cristóbal López, los hoteles de CFK, exijan los millones que se robaron para erigir viviendas a cambio de trabajo genuino y no de dádivas. Un policía $40mil, un jubilado $18mil, un maestro $39 y un usurpador $50mil. Algo no nos cierra.

El kirchnerismo tiene dos caras y muchas divisiones internas que jamás se conciliarán. Ejemplo es la carta de la vicepresidente dirigida al Presidente enviada justo el día antes del recupero de las tierras usurpadas, cuando el dólar intentaba trepar hacia límites inimaginables y haciendo acusaciones a funcionarios no teniendo el coraje de nombrarlos o nombrarlas.

Una desquiciada Dolores que engañada o no por Grabois, viviendo a costa de su madre hace años, diciendo que la justicia de Entre Ríos falló a favor de los poderosos y corruptos y alardeando que solo la sacarían muerta de ese casco. Una payasada para entretener, como la supuesta huerta de 10x3 metros que cuatro vagos que jamás agarraron una pala de puntear, intentaban hacer un show para los medios.

Mientras tanto el país por el día jueves y siguientes dejó de pensar en la gravedad del Covid, de la devaluación, de la caída del salario real, de las internas del gobierno y de la vergüenza que debemos ser para el mundo entero viéndonos poner en peligro derechos básicos como el de propiedad, el de la división de poderes o la libertad de expresión.

Para los ignorantes y aprovechadores como Grabois y su banda debemos recordarle que la reforma agraria de Artigas solo restringía la distribución de la tierra a las públicas y abandonadas.

Por eso, al tiempo que intentó realizar esa distribución allá por 1815 entre “los más infelices” o que nada tenían, preservó la estructura de propiedad que concentraba tierras entre los pocos dueños de esa época en la vecina Banda Oriental. No fue como lo quieren hacer creer la expresión de un proceso popular revolucionario sino el resultado de una combinación de intereses económicos y políticos que buscaban la reactivación de la economía rural y la consolidación de su poder como caudillo.

Lejos estuvo del contenido revolucionario que se le atribuye, en el sentido de una reforma agraria radical de transformación de la propiedad de la tierra o de promover un nuevo orden productivo.

Perdón Don José Gervasio porque lo trataron de ofender mancillando su nombre y su obra.

(*) Jorge Pedro Jurado, es abogado, escritor, poeta, conductor de radio y director del periódico digital El Censor que se publica en la red de Facebook.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Colaboraciones

La memoria compartida se cuenta con el corazón: “Celestinas si las hay”
Por Amalia Doello Verme (*) EL ARGENTINO