Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Wednesday 2 de December de 2020

Elecciones y democracia en EEUU: ¿un modelo a seguir?

Elecciones y democracia en EEUU: ¿un modelo a seguir?

11/03/2020 |    

Por Silvina Romano (*)

 

Las elecciones en Estados Unidos no constituyen únicamente una prueba para la gestión de Trump: ¿le restará votos su mala gestión de la pandemia, el modo en que impulsó la polarización política, su retórica despectiva y agresiva y su afán por mostrar el músculo en cada negociación? Las encuestas dicen que sí, pero habrá que esperar al resultado final.

No obstante, en una visión panorámica, estas elecciones también ponen a prueba la democracia estadounidense como modelo. Más allá de la disputa Demócratas vs. Republicanos, en los últimos meses han cobrado mayor evidencia que nunca algunas características del sistema político estadounidense y los límites de su democracia para representar y atender las necesidades de las mayorías. Un sistema político que permite que por el solo hecho de ser millonario, se pueda postular a una elección, y ganarla, por el modo en que se gestiona el financiamiento de campaña. Sistema en el que son pocos los “outsiders” de la política, y muchos más los que forman parte de una dinámica de puerta giratoria en la que se pasa del directorio de una gran empresa a cargos de jerarquía en el Departamento de Estado, Defensa, Casa Blanca, y al revés: del gobierno a la cúspide de una corporación transnacional. Esto garantiza la reproducción de una minoría en el poder, con acceso e influencia a la toma de decisión, aunque no esté ocupando cargos en la esfera política formal. El mejor ejemplo es el lobby empresarial en las puertas del Congreso.

Esta reproducción se respalda en un sistema electoral indirecto: la gente no elige a los integrantes del Poder Ejecutivo, sino que elige a aquellos que los votarán. Así, el candidato que gana por voto popular, puede que no coincida con el elegido por el Colegio Electoral. No se trata únicamente de un procedimiento anticuado. Fue pensado, desde los inicios de la democracia estadounidense, para garantizar el poder de decisión de los propietarios frente a las clases populares. Y esto persiste, y se materializa en los candidatos en pugna y sus trayectorias ¿Los intereses de quiénes intentarán resguardar Biden o Trump y sus partidarios en el Congreso?

La tendencia a la reproducción de una élite en el poder se hace evidente no solo en las paupérrimas condiciones de atención de salud, exacerbadas por la pandemia. También se percibe en la escasez de empleos dignos, en un acceso a la educación cada vez más selectivo y en la marginación de enormes sectores de la población que padecen la perpetuación del capitalismo neoliberal en el corazón de una potencia imperial en decadencia.

¿Es este un modelo de democracia a seguir? ¿una democracia formal cuestionada y sin sustancia? ¿una democracia sin justicia social?

 

(*) Silvina Romano es doctora en Ciencia Política, miembro del Consejo Ejecutivo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) e investigadora del Conicet. Esta columna fue publicada originalmente en Télam.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."