Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Saturday 5 de December de 2020

El día de la tradición y las tradiciones

El día de la tradición y las tradiciones

11/14/2020 |José Hernández

Por Waldemar Oscar von Hof (*)

 

El 10 de noviembre se celebró, desde 1937 a partir de una propuesta de Francisco Timpone, el Día de la Tradición, recordando el nacimiento de José Hernández. Este poeta y escritor argentino nos legó el Martín Fierro, un poema narrativo donde se relata la vida, la costumbre, el lenguaje y los códigos de honor del mundo gauchesco de mitad del siglo diecinueve. Al describir los usos y las costumbres de la vida del campo la obra se transformó en un emblema de lo que son las tradiciones de la vida del país.

Tradición es todo aquello que se hace, se dice y en cierta forma se piensa en un grupo humano delimitado. Los usos, la forma de hablar, la lengua, la gastronomía y la vestimenta que son transmitidas de generación en generación y guardadas celosamente como parte de una identidad. En Argentina tenemos tradiciones de todo tipo que van variando según las regiones, y nos surgen de la memoria, casi espontáneamente, los símbolos patrios, el dulce de leche, el asado, el mate y desde lo musical el pericón, el tango, la Zamba o las músicas regionales. Creo que cada cual de nosotros puede agregar una larga lista de sus preferencias y tradiciones familiares recibidas.

Los valores pertenecen al grupo de las tradiciones. El sentido de justicia, la pertenencia a la familia, la amistad, el trabajo y los consejos que dan los mayores, están bien posicionados dentro de la obra del Martin Fierro. Algunos consejos se repiten incluso literalmente en el acervo popular y como ejemplo vaya el “Debe trabajar el hombre para ganarse su pan; pues la miseria en su afán de perseguir de mil modos, llama en la puerta de todos, y entra en la del haragán”.

El valor del trabajo está presente en muchas tradiciones, nos remite al libro de los proverbios de Salomón, una colección de dichos que redunda y enfatiza los valores que los padres han de enseñar a sus hijos y afirma en proverbios 10:4 “Poco trabajo, pobreza; mucho trabajo, riqueza”. El Rey Salomón que vivió casi mil años antes de Jesucristo, marcó en el pueblo una forma de educar con esta colección de frases a ser aprendidas en la infancia y en la juventud. Una tradición que enmarca y forma a las personas dentro de un acervo de valores que tienen como eje el cuidado al otro, el respeto, el trabajo y el cuidado de la salud y “que tienen como propósito: comunicar sabiduría e instrucción, ayudar a comprender palabras llenas de sentido, adquirir instrucción, prudencia, justicia, rectitud y equilibrio” tomando palabras del mismo libro de los Proverbios.

Toda tradición enseña valores que deben ser dichos, enseñados, repetidos una y otra vez para que permanezcan y sean vividos. Precisamente a partir de la repetición los valores no se gastan, no mueren, si no que vuelven a vivir, a resucitar y a ponerse, precisamente, en valor. Celebro las fiestas de la tradición en las escuelas, en las plazas y en los centros tradicionalistas con sus vestimentas, con sus asados, sus desfiles y con la música folclórica. Celebro las fechas tradicionales porque en ellas permanecen vivos los valores, permanece presente aquello que ayudó a vivir y a sobrevivir a nuestros antepasados. Como país tenemos un rico acervo cultural que son nuestras tradiciones, con sus particularidades en cada una de las regiones y en cada uno de los lugares donde ha sido marcada e influenciada por las culturas de los inmigrantes. En este tiempo de pandemia se extrañan las fiestas y los encuentros, hagamos lo posible para que la nueva normalidad no los borre de nuestro calendario. Celebremos nuestras tradiciones para que nuestras comidas, nuestras vestimentas y nuestros valores no se queden perdidos en el submundo del pasado.

 

(*) Waldemar Oscar von Hof es pastor de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata.

 

 

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."