Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Sunday 24 de January de 2021

Carbonell: “Este año el gran desafío del Poder Judicial fue garantizar la prestación del servicio”

Carbonell: “Este año el gran desafío del Poder  Judicial fue garantizar la prestación del servicio”

12/29/2020 |El presidente del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (STJ), Martín Carbonell, destacó que “este año el gran desafío del Poder Judicial fue garantizar la prestación del servicio”, porque se tuvo que rearmar todo el sistema para poder brindar y garantizar el servicio en la pandemia por el coronavirus.

Destacó a su vez el trabajo y compromiso de todos los operadores judiciales que intervinieron en este proceso. La implementación de herramientas digitales, juicio por jurados, utilización de intereses de cuentas judiciales, reglamentos y protocolos, fueron algunos de los temas más salientes.

A partir de la declaración de la pandemia Covid-19, por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del decreto nacional 260/20 estableciendo la cuarentena y del decreto 361/20 de Entre Ríos fijando la emergencia sanitaria, el gran desafío para el Poder Judicial fue el de garantizar la prestación del servicio de Justicia; dando cumplimiento con el aislamiento social, preventivo y obligatorio requerido por las autoridades nacionales.

 

Primeras medidas

 

El 16 de marzo de 2020, el Superior Tribunal de Justicia dispuso el Receso Judicial Extraordinario por Razones Sanitarias y estableció nuevas formas y modalidades de trabajo, promoviendo medidas de protección a fin de impedir la propagación del virus, resguardando la salud de los agentes y operadores judiciales y de la ciudadanía. 

Quedaron vigentes las actuaciones judiciales que, de no practicarse pudieran causar perjuicios irreparables; medidas cautelares u otras actuaciones inaplazables como las medidas de protección de personas; los servicios de guardia; las actuaciones con detenidos o presos, órdenes de protección y de cualquier medida cautelar en materia de violencia sobre la mujer y niños, niñas y adolescentes.

 

Nuevas herramientas

 

El Covid-19 impactó y afectó al mundo entero en todas sus dimensiones. Nadie estaba preparado para enfrentar esta situación y se debió recurrir rápidamente a desarrollar nuevas herramientas de trabajo para garantizar el funcionamiento del Poder Judicial de Entre Ríos. 

En los últimos años se ha trabajado en los procesos de digitalización, informatización y utilización de las plataformas digitales con el objetivo de brindar mayor celeridad a los procesos judiciales, evitando además el uso del papel, y en pos de brindar un servicio más eficiente a la ciudadanía. Este año, intempestivamente, ante la declaración de la pandemia Covid-19, esos procesos en desarrollo debieron ser amplificados y acotados en el tiempo. 

Así, se elaboraron los protocolos estableciendo las medidas de higiene y seguridad destinados a magistradas/os, funcionarias/os, empleadas/os, personal médico y de maestranza del Poder Judicial de Entre Ríos, que se desempeñaron bajo la modalidad de trabajo presencial.

Se puso a disposición de la población un listado público con todos los teléfonos de los organismos para realizar consultas, la atención personalizada previo pedido de turnos y el uso de las redes sociales como Facebook para cualquier requisitoria.

 

Plataformas digitales e informatización

 

En las 17 jurisdicciones de la provincia se relevaron las necesidades concretas de herramientas tecnológicas para poder cumplir con los requerimientos del trabajo habitual de los distintos organismos en forma remota.

Se pusieron a disposición las licencias e infraestructura para las conexiones simultaneas de VPN (Red Privada Virtual) y computadoras personales especialmente preparadas, lo que permitió el trabajo remoto en forma segura y eficiente para todos aquellos que lo requirieron.

Se estableció el sistema de videoconferencia lo que permitió la integración de teletrabajadores para formar equipos de trabajo.

También se reglamentó la presentación electrónica de documentos a través de la Mesa Virtual por parte de los operadores judiciales, por medio del sistema de gestión de expedientes y con las correspondientes garantías de seguridad digital.

Luego se aprobó el Reglamento de Presentaciones Electrónicas, con la entrega de los escritos en formato digital a los distintos organismos de los fueros Civil, Laboral y Familiar. Y además se estableció el pago electrónico de honorarios y todo crédito originado del servicio de justicia.

Se avanzó en la gestión de documentos a distancia con escáner de alta velocidad para la digitalización de documentos y se afianzó la Firma Digital.

 

Videoconferencias

 

Entre otras medidas, desde el Superior Tribunal de Justicia se implementó la metodología de trabajo a distancia para el Área Mediación Penal, para lo cual el mediador penal utiliza distintas herramientas tecnológicas según el protocolo de actuación, respetando las características de confidencialidad, voluntariedad e imparcialidad.

Se instrumentó el protocolo para la realización de audiencias en procesos vinculados con el Fuero del Trabajo, permitiendo así la participación de las partes en cualquier tipo de actuación.

El Fuero Laboral también aplicó el sistema de videoconferencias para audiencias de conciliación laboral. Para ello, las partes y los letrados intervinientes informan, dentro del plazo que establece el Juzgado, con qué medios tecnológicos cuentan y brindan copias de sus documentos de identidad. En el caso de los peritos es por vía electrónica y al momento de aceptar la designación.

Se aprobó el reglamento de Mediación a Distancia para los juzgados Civiles y Comerciales, dando la posibilidad de utilizar los métodos electrónicos para la realización de audiencias “on line” o a distancia.

Esta metodología, en la Justicia entrerriana ya era utilizada para dar respuesta a los supuestos en que las partes en conflictos tenían su residencia habitual en diferentes provincias argentinas, o se encontraban domiciliadas en diferentes jurisdicciones de Entre Ríos. Ante la declaración de la pandemia, el método fue ampliado para que pueda ser utilizado por personas domiciliadas en la misma jurisdicción, y de esa manera evitar la concurrencia a los tribunales y resguardar la salud de todos los ciudadanos.

Por primera vez, las subastas judiciales en la provincia pudieron realizarse en forma virtual. El STJ resolvió aprobar los protocolos para que, en los fueros Civil-Comercial y Laboral se puedan desarrollar de esa manera, garantizando la prestación del servicio y seguridad en la salud a los ciudadanos.

En el fuero penal, se implementó la utilización del sistema de videoconferencias lo que permitió garantizar el principio de publicidad de los actos jurisdiccionales, al tiempo que posibilitó la participación en las audiencias de personas que integran grupos de riesgo (magistradas/os, fiscales, abogadas/os) y evitó el traslado de detenidos desde las unidades penales.

A través del canal de YouTube del Servicio de Información y Comunicación (SIC) se transmitieron juicios de interés público registrándose hasta 270 mil visitas y posibilitando que medios de todo el país pudieran seguir las audiencias y también transmitirlas en directo.

El sistema de videoconferencias fue utilizado en todas las jurisdicciones, garantizando los derechos de todos los ciudadanos a acceder al servicio de justicia.

Otro de los temas transcendentales que se implementó en el año fue el Juicio por Jurados, a partir de su aprobación por ley, dando real participación ciudadana en la Justicia. Para su concreción se debió recurrir a protocolos especiales y a herramientas tecnológicas para garantizar su funcionamiento.

Es así, que a la fecha se han realizado tres juicios por jurados en la provincia (Paraná, Concordia y La Paz) cuyas audiencias se transmitieron en vivo y en directo.

 

Capacitación y obras

 

Otro de los temas a los que se les prestó una detenida atención fue a los cursos de capacitación, considerando las nuevas políticas a nivel global. Desde el Instituto de Formación y Perfeccionamiento Judicial “Juan Bautista Alberdi”, se realizaron once ediciones de cursos virtuales, 26 cohortes de cápsulas educativas y 84 conferencias web, capacitaciones destinadas a agentes, operadores judiciales y a integrantes de la magistratura. Participaron de estas actividades 9.035 personas y 96 capacitadores.

La declaración de pandemia no impidió poder avanzar en la continuidad de las obras públicas que se concretan en el nuevo edificio anexo a Tribunales en Paraná, como al destinado a efectos secuestrados, y a las edificaciones en San Salvador, Feliciano y Federación. También se dio inicio a los trabajos en Gualeguaychú y en el edifico de Ciencias Forenses en Oro Verde. Se inauguraron las nuevas sedes de los Juzgados de Paz de Santa Elena, Viale y Bovril.

En este sentido se destaca la aprobación por parte de la Legislatura provincial del proyecto de ley, por el cual el STJ puede disponer de los intereses generados por los fondos existentes en cuentas judiciales de aquellos expedientes concluidos o paralizados y que no fueron solicitados para su percepción en el plazo de tres años. Los mismos serán destinados a la obra pública en el ámbito judicial, adquisición de bienes de uso, aplicación de nuevas tecnologías y a la ejecución de políticas sobre cuestiones de género.

Además, se continuó recibiendo el juramento a los abogados, y se aplicó la forma remota para aquellos graduados que no residen en Paraná y de manera presencial cumpliendo los protocolos respectivos.

En el marco de la emergencia, también se conformó un fondo solidario ente los integrantes de la magistratura, trabajadoras/es, jubiladas/os y pensionadas/os, recaudándose casi 20 millones de pesos, los que fueron destinados a la compra de dos ambulancias y equipamiento médico destinado a hospitales y centros de salud de la provincia.

El programa “La Justicia va a los Barrios”, continuó con su trabajo vía remoto, estableciendo contacto con los vecinos de distintas ciudades.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."