Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Thursday 24 de June de 2021

De dónde surge la palabra vacuna

De dónde surge la palabra vacuna

06/05/2021 |Pasteur desarrolló una vacuna para la rabia y el ántrax.

Muchísimas veces mencionamos en estos dos años la palabra “vacuna” y otras tantas veces en toda nuestra vida nos vacunamos sin preguntarnos de dónde provenía ese término. Muchos sabrán, pero otros lo ignoraban como quien esto escribe y por eso decidí escribir esta nota.

 

Jorge Pedro Jurado (*)

Colaboración

 

El origen se atribuye al médico inglés Edward Jenner a fines del siglo XVIII. En ese entonces, la viruela una enfermedad infecciosa causada por un virus llevaba afectando a la humanidad desde miles de años a.C. causando millones de muertes. 

Jenner trabajaba en una zona rural y observó que las personas que cuidaban al ganado vacuno parecían ser inmunes a la viruela. Incluso le llamó la atención que las mujeres que ordeñaban las vacas que sufrían viruela bovina, sólo desarrollaban pequeñas ampollas similares a las de la viruela humana, muy leve y solo en las manos. Al médico le resultó muy interesante y rápidamente pensó en inocular la viruela bovina en humanos para ver si esto los hacía resistentes.

En esos años las normas éticas de la experimentación en seres humanos aún no estaban muy claras, así que no le costó demasiado conseguir voluntarios. El médico inglés inoculó la viruela bovina en el hijo de su jardinero y esperó varias semanas. Todo ocurrió según lo previsto y el pequeño no desarrolló viruela. Entonces Jenner inoculó el extracto de un paciente con viruela en el niño y no se infectaron.

El experimento fue un éxito ya que suponía una forma muy sencilla de evitar el gran número de muertos por viruela en todo el mundo. Sin embargo, pese a que su método funcionaba, Jenner no tenía idea de qué era exactamente lo que protegía a los inoculados con viruela bovina de la viruela humana. De hecho no se conocía el origen de la enfermedad ni se sabía qué era un virus.

Aunque los descubrimientos de Jenner fueron muy importantes no supusieron un gran cambio en otras enfermedades infecciosas. De hecho, tuvo que pasar casi un siglo para que se desarrollasen nuevas vacunas. A partir de fines de 1800 se desarrollaron nuevas vacunas contra la rabia, cólera, tétanos y difteria. ¿Qué sucedió a fines del siglo XIX que hizo que se volviesen a desarrollar muchas otras vacunas?

Sucedió que el químico Louis Pasteur expuso su teoría de las enfermedades infecciosas, en la que postulaba que toda enfermedad infecciosa tenía su causa en un “germen” es decir, algo minúsculo con la capacidad para infectar y propagarse entre las personas.

Según surge de los archivos investigados, en 1880 Louis Pasteur y su ayudante Charles Chamberland estaban trabajando con una bacteria en pollos para evaluar la enfermedad del cólera aviar. Como Pasteur además de ser un científico era un humano, decidió irse unos días de vacaciones y encargó a su ayudante que continuase sus experimentos en su ausencia. Chamberland, que por ese entonces era un joven de solo 29 años olvidó inocular a los pollos y cuando Pasteur volvió el cultivo bacteriano que iba a ser inoculado, se encontraba vivo pero muy debilitado. Chamberland inoculó más tarde de lo previsto a los pollos y para sorpresa de los dos investigadores éstos no murieron. Pasteur conocía los experimentos de Jenner e inoculó entonces a los pollos supervivientes con una nueva cepa de la bacteria y al igual que los pacientes del médico inglés, los pollos no sufrieron ningún síntoma.

Pasteur también desarrolló una vacuna para la rabia y el ántrax y participó en la “popularización” de las mismas, asignándoles el nombre de “vacuna”. El origen según Pasteur viene de la palabra latina “vacca” en homenaje a los experimentos de Edward Jenner con la inoculación de la viruela bovina.

Tras los descubrimientos de Pasteur y Chamberland se desarrollaron una gran cantidad de vacunas para muchas de las enfermedades graves que afectaban y aún afectan a la humanidad como la tuberculosis, el sarampión, la hepatitis B y la poliomielitis.

El caso de ésta última es especialmente impactante. Esta enfermedad fue descripta por primera vez en 1840 por el médico alemán Jakob Heine. La poliomielitis fue y continúa siendo una enfermedad que afecta principalmente a los niños causando en algunos casos parálisis o debilidad muscular de por vida. Sin embargo, no se comenzó a controlar hasta los años 1950 cuando el médico Jonas Salk desarrolló la primera vacuna inyectable. Poco después, el virólogo Albert Sabin la sustituyó por una incluso más efectiva que se administraba por vía oral. 

Un dato curioso es que, aunque Salk y Sabin ayudaron a controlar una de las enfermedades que más preocupaban a la población del siglo XX, ninguno de ellos quiso patentar su vacuna. Esto ha supuesto grandes debates ya que, de patentarlas, ambos hubiesen ganado muchísimo dinero. Sin embargo, decidieron priorizar que las vacunas pudiesen llegar al mayor número de personas antes que su propio beneficio. Tema éste de gran actualidad respecto del coronavirus y la necesidad de que los pocos laboratorios que desarrollan las escasas vacunas que tenemos hagan lo mismo.

En Argentina la polio atacó a los niños por fines de los ‘50 y recuerdo que además de vacunarnos primero con la de Salk y luego con las salvadoras gotitas de Sabin, nuestras madres nos abrochaban una bolsita con alcanfor en nuestra ropa interior y los árboles y cordones de veredas eran pintados con cal. 

Afortunadamente gracias a las vacunas se salvan millones de vidas al año, aunque existen movimientos contrarios a la aplicación de las mismas, más o menos como los terraplanistas que piensan que nuestro planeta es plano. Una locura por lo menos para quien esto relata.

(*) El autor de este artículo es abogado, escritor, periodista, ha escrito varios libros y es Director del periódico digital Grupo de El Censor de Gualeguaychú que se edita en la red social de Facebook.

 

Fuentes de consultas: El origen de las vacunas. https://www.bbvaopenmind.com/multimedia/videos/origen-las-vacunas/

Historia de las vacunas. HealthyChildren.org: https://www.healthychildren.org/Spanish/safety-prevention/immunizations/Paginas/History-of-Immunizations.aspx

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."