Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Lunes 26 de Julio de 2021

Tres contadores van a juicio por inventar gastos de Cristina Kirchner

22/07/2021 |La Cámara Federal de Apelaciones confirmó el procesamiento de tres contadores de Gualeguaychú por haber imputado falsamente operaciones comerciales a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por más de 16 millones de pesos. Dicen que se trató de un error, aunque pretendían beneficiar la situación fiscal de sus clientes.

La noticia por sí sola parecía impactante: asediada mediática, judicial y políticamente, Cristina Fernández de Kirchner, esa figura magnética de la política argentina, se había resignado a una extraña y compulsiva afición de gastar y gastar ¡en Gualeguaychú!

No fue un viaje relámpago, tampoco el arranque de ira que se puede atribuir a un comprador compulsivo ni una operación inmobiliaria, nada de eso; fueron más de cuatro mil operaciones comerciales por más de 16 millones de pesos en cuatro años.

El dato explotó como una bomba en la causa donde se investigaba si hubo lavado de dinero a través de hoteles pertenecientes a la familia de la ex Presidenta y resultaba tan extravagante hasta para el inefable juez Claudio Bonadío, que en el marco de esa causa había ordenado un seguimiento de todos los gastos y consumos de Cristina Fernández. Se detectó que entre junio de 2015 y noviembre de 2019 se realizaron 4.128 operaciones comerciales por 16.533.616,68 pesos en Gualeguaychú, publicó el portal Página Judicial.

La investigación determinó que las operaciones comerciales habían sido cargadas en los registros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desde una dirección de IP asignada a un estudio contable de Gualeguaychú.

Los que se descubrió es que todas las operaciones comerciales habían sido efectuadas realmente por otros contribuyentes que resultaron ser clientes del estudio contable regenteado por Manuel María Rossi y Diego Emilio Rébora, pero en el Régimen Informativo de Compras y Ventas de AFIP se cargaron en el CUIT perteneciente a Cristina Fernández de Kirchner como única compradora.

No se sabe a ciencia cierta qué motivó a los contadores a falsear los datos en tantas operaciones, aunque lo más probable es que utilizaran el CUIT de la ex Presidenta para “descargar” gastos de sus clientes. Sus defensores intentaron exculparlos argumentando que no hubo una intención de “disimular la real situación” de sus clientes y que apenas advirtieron el “error” (luego de cuatro mil operaciones contables) en la carga de datos se rectificó la información.

Una maniobra similar se atribuye a otro profesional, Roberto Raúl Martinolich, también de Gualeguaychú, por haberle atribuido a la ex Presidenta una operación comercial que hizo en realidad un cliente suyo por 9.800 pesos; aunque en su caso dijo que se trató de un error de tipeo (sic) en la carga de datos en la página de AFIP y que fue subsanado apenas se advirtió, luego del allanamiento del estudio contable.

En cualquier caso, los contadores no niegan los hechos, sino que apuntan sus críticas a sostener la atipicidad de la conducta, es decir, que no hubo delito ni perjuicio al fisco.

 

Procesados

 

Sea cual fuere el motivo, los contadores Rossi, Rébora y Martinolich fueron procesados por el juez federal Hernán Viri, que les atribuyó el delito de alteración dolosa de registros, que prevé penas de entre dos y seis años de prisión para quien adulterara deliberadamente los registros o soportes documentales o informáticos del fisco con el objetivo de disimular la real situación fiscal de un contribuyente. ¿Qué significa esto? Que los profesionales no están acusados de haber pergeñado una maniobra para perjudicar a Cristina Fernández sino porque pretendieron beneficiar a sus clientes.

El procesamiento fue confirmado recientemente por los jueces Beatriz Aranguren, Mateo Busaniche y Cintia Gómez, de la Cámara Federal de Apelaciones, en una resolución en la que consignaron que las explicaciones de los profesionales, y especialmente en cuanto al error en la carga de datos, “se presentan poco creíbles atento sus conocimientos específicos, al ser contadores públicos y tener experiencia profesional en la materia”.

Esta resolución deja a los contadores al borde de un juicio oral y público, aun cuando el fiscal general Ricardo Álvarez ha recomendado profundizar la investigación para tratar de establecer los motivos que impulsaron a los contadores a obrar del modo que lo hicieron.

 

Contexto

 

En la edición del 25 de agosto del año pasado de EL ARGENTINO, se consignó la información que se había realizado un allanamiento en un estudio contables y que para la Justicia la carga de datos no era un mero error.

En rigor, los allanamientos se produjeron en sábado 15 de agosto de 2020 y se trató de un procedimiento que conmovió a la comunidad por el despliegue de la Policía Federal Argentina que había ordenado el Juzgado Federal de Primera Instancia a cargo del juez Hernán Viri a un reconocido estudio contable ubicado en calle Seguí 25.

La investigación de la Justicia Federal era clara y estaba orientada a delitos económicos y del allanamiento se secuestraron carpetas con voluminosa información que luego fueron analizada por los investigadores.

En ese entonces, se supo que ese procedimiento fue consecuencia de una denuncia original presentada por la AFIP, organismo que había detectado que en ese estudio contable podría existir maniobras tipificadas como alteración dolosa de registros, de acuerdo al Artículo 11° del Régimen Penal Tributario.

La maniobra detectable era que se habían cargado utilizando el CUIT de la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en miles y miles de operaciones comerciales de menor monto y por gastos demasiados superfluos y cotidianos.

Desde el Juzgado Federal se indicó que el avance de la investigación era muy firme y constante y se encuentra con mucho respaldo probatorio documental, producto del allanamiento realizado.

“Por el momento estamos hablando de más de 4.100 operaciones contables que utilizaron el nombre y el CUIT de la actual vicepresidenta”, confío a EL ARGENTINO una fuente ligada a la investigación en esas horas donde todo era incertidumbre y asombro.

En ese marco, también se confirmó que las operaciones rondarían una cifra aproximada a los 16 millones de pesos; lo que indica un promedio de gasto de 3.900 pesos.

En cuanto a los investigados, el hermetismo fue siempre lo que prevaleció en el Juzgado. No obstante, por fuentes vinculadas al caso se especuló que estarían involucrados en esta registración contable fraudulenta el menos ocho personas físicas y dos empresas; quienes también ahora deberán dar sus explicaciones ante la Justicia.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."