Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Jueves 23 de Septiembre de 2021

Los ciudadanos que pagan la falencia del Estado

Los ciudadanos que pagan la falencia del Estado

23/07/2021 |Los dos casos más resonantes de estos últimos tiempos en Paraná pusieron, una vez más, en evidencia las falencias del Estado. No analizaremos aquí los pormenores de las causas ni tampoco pondremos en crisis las decisiones de la Justicia. Sin embargo, analizaremos como una falencia estatal recae por decisión del propio Estado sobre los ciudadanos que ven afectados sus derechos.

Por Juan Cruz Butvilofsky (*)

 

El juez Ricardo Bonazzola dispuso la prisión preventiva para los 4 imputados en la causa por el crimen de Gonzalo Calleja durante las primeras horas de este viernes. A la mañana, el mismo magistrado entendió necesario que 2 de los 3 imputados en la causa por el robo al corralón Almafuerte también deban estar bajo arresto preventivo mientras avanza la investigación.

Hasta ahí, todo bien. El juez entendió que los imputados podían entorpecer la causa y/o fugarse para evitar el avance de la investigación. Lo que está mal es lo siguiente: el magistrado entendió que todos los imputados estaban en condiciones de estar bajo arresto preventivo en sus casas.

Podemos discutir esa decisión del juez, pero fue su decisión en base a las pruebas y relatos de cada una de las partes. Les concedió a los fiscales el pedido de prisión preventiva, pero entendió que los riesgos procesales se evitaban con un simple arresto domiciliario que cuente con el monitoreo electrónico a través de las tobilleras.

Pero, el Estado falla y las consecuencias de esa falla las pagan los ciudadanos. Desde el Servicio Penitenciario de Entre Ríos se informó que al día de la fecha no se cuentan con tobilleras disponibles en la provincia. En ese contexto, el juez optó por agravar la modalidad en lugar de morigerarla. Entonces dispuso que “hasta que haya tobilleras disponibles” los imputados -inocentes hasta que se demuestre lo contrario- deberán pasar sus próximos días en la cárcel de Paraná.

Es decir, el Estado resuelve algo acorde a derecho, pero como no lo puede llevar a cabo, los que pagan son los ciudadanos acusados. La ecuación es sencilla: la falencia del Estado recorta los derechos de los imputados.

No se trata de estos casos en particular, sino una situación más compleja. Por ejemplo, en las causas por violencia de género las tobilleras se necesitan y mucho. Hay muchos casos en donde no se pueden controlar medidas de restricción y/o prisiones domiciliarias por no tener las tobilleras. Desgraciadamente, en alguno de esos casos, el saldo de la ineficacia del Estado es mucho peor y todo termina en un femicidio.

De hecho, hubo funcionarias nacionales que aseguraron que la responsabilidad era de las provincias que “no pedían las tobilleras a Nación”. Más allá de cuál es el nivel del Estado que falla y de quien es la responsabilidad, el resultado es el mismo: el Estado falla, pagan los ciudadanos.

 

(*) Esta columna de Opinión del periodista Juan Cruz Butvilofsky fue publicada originalmente en el portal de Análisis.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

“Campos Floridos”: un nuevo libro de historia
El domingo 18 de julio, en la comunidad de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata, presenté un nuevo hijo literario en el templo, esquina de las calles Colombo y Corrientes. Esta es mi quinta producción en formato de libro después de “De letras y Tierra Roja”, “Siesta en el Río de los Pájaros”, “Las Celebraciones Litúrgicas Sanan” y “Letra Chica & Anotaciones al Margen”.