Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Jueves 23 de Septiembre de 2021

La política de imponer y de excederse del gasto

La política de imponer y de excederse del gasto

07/08/2021 |Los políticos, violan la Constitución  que juraron defender atacando a la propiedad que la misma protege.

Nuestro país llevó por décadas variadas políticas económicas basadas en un eje común: el aumento de los impuestos para crear y sostener un Estado cada vez más  amorfo, costoso e ineficiente. Esta política  solo sirvió al propósito de aquellos que, instalados en  el poder público, permanecieron en él  para gozar de sus privilegios, pues la pobreza se incrementó alarmantemente.

 

Por Luis Alberto Dalcol

 

Así se eternizan en  posiciones sin el menor interés por los desposeídos, cuya solución no son los planes eternos; sino - simplemente - la educación y la dignidad que les provee el trabajo genuino  generado por  la inversión privada.

Cuesta creer que no  se perciba que el particular que arriesga sus bienes y paga los impuestos tiene (y pone) sus límites. Que ya no  invierte ni   funda nuevos puestos de trabajo. Ahora intenta proteger lo que le queda y comienza la quietud o el egreso en busca de  jurisdicciones más amigables.

Nadie es inocente. En nuestro egoísmo humano, no se observa  esfuerzo por buscar la sensatez. Cada uno cuida su quinta y la protege. En su  generalidad  la población tampoco se esfuerza. Urgida y empobrecida, queda aprisionada de las dádivas del Estado, cada vez más oneroso, débil e incapaz y así toma el discurso prometedor e ilusionista de los responsables de la decadencia.

Los políticos, sin vergüenza, violan la Constitución  que juraron defender atacando a la propiedad que la misma protege. No existe un solo sector  que exprese fielmente la realidad de la situación; y, más aún, la realidad del sacrificio necesario para  su salida. Todos prometen superar la declinación actual con frases mágicas, indoloras y fantásticas. Así, no se logra  acordar  una base mínima de puntos comunes a  respetar, que posibiliten encausar al país de su desorden y  continua incertidumbre.

Preocupan otros intereses, del poder, de la justicia, de los negocios de prebenda y parecidos. No se escucha el discurso unificado y planificado y existe exagerada cantidad de  listas en respuestas a  egos y a otros asuntos difíciles de identificar pero que no se encaminan a crear la confianza  para la inversión.

El interés sectorial o personal se sobrepone al interés de todos. Permanecen las prerrogativas y no se crea un ámbito de esperanza; todo ello, posiblemente, por no dimensionar cabalmente la crisis en la que está inmersa la Nación o por no estar a su altura.   

Se necesita de una mínima racionalidad de la política y de la concientización del pueblo para apuntalar el esfuerzo común y poder instaurar una expectativa sólida, fundada y creíble.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Colaboraciones

Los privilegios no deben ser votados
En Olivos era incesante el desfile de visitas prohibidas, ilegales, innecesarias.  
La fuerza y la fragilidad del agua