Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Lunes 20 de Septiembre de 2021

Orgullo UBA

08/08/2021 |Estamos transitando el bicentenario de la Universidad de Buenos Aires y la Institución nos invita a celebrarlo bajo el lema de "Sembrando Futuro". Tenemos con eso, solo con el título de la convocatoria, un ejercicio de reflexión muy interesante.

Por la Lic. Valeria Bergman (*)

 

¿Este presente, el nuestro, es en parte el futuro de aquellos ilustres que se animaron a fundar una Universidad en el marco de una Patria que estaba delineando sus perfiles identitarios más o menos permanentes? ¿Es la Patria que hoy tenemos los argentinos en algo semejante a la que asomaba en aquellos debates fundacionales?

Las incomodidades ante esta propuesta de pensar en la perspectiva histórica devienen, en parte, de las incertidumbres que abrazaron aquellos primeros sueños de nuestros fundadores, de la inexistencia misma de una institucionalidad estatal que sirviera de punto de referencia.

Los pactos invocados para la conformación del Estado Nacional se combinaron con la preexistencia de un puñado de instituciones que acudieron en socorro de formalidad. Una de esas instituciones, sin lugar a dudas, fue la Universidad de Buenos Aires, y en eso se basa la presunción de verla como preexistente al propio Estado Nacional.

Quizás por eso la Universidad de Buenos Aires ha sido "la Universidad Argentina" sin que esto en nada quite mérito alguno a las otras prestigiosas Universidades con las que hoy cuenta nuestra sociedad.

La Universidad de Buenos Aires ha sido desde su nacimiento una Institución vientre del pensamiento argentino. Como hemos visto, desde nuestros claustros se ha pensado lo argentino antes de que existiera un Estado que institucionalizara nuestra identidad.

Seguramente en el apasionante ejercicio de pensar la Argentina como así también en la capacidad de formar los cuadros necesarios para hacer efectiva la esperanza colectiva, encontraremos respuestas, en parte, a algunos de los interrogantes que nos plantea el bicentenario de nuestra Universidad.

Como bien ha señalado Alberto Barbieri, nuestro Rector, la Universidad de Buenos Aires "ha forjado a lo largo de su existencia miles de mujeres y hombres que pasaron por sus claustros, por sus aulas, y fueron referentes no sólo a nivel nacional e internacional en la cultura, en la ciencia, en la academia y en la política sino en todas las áreas del conocimiento".

Esa referencia ha sido puesta siempre al servicio del desarrollo nacional, entendido el mismo no solo en función de las potencialidades económicas sino también en virtud de la posibilidad de construir una sociedad inclusiva y con equidad. En ese sentido, nuestra Universidad, en tanto pública, gratuita y de calidad, es un constructor orgulloso de la vocación de los argentinos por la igualdad de oportunidades y condiciones.

Así también los son los emblemáticos establecimientos de educación media que de la UBA dependen: Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, Escuela de Educación Técnico Profesional en Producción Agropecuaria y Agroalimentaria, Escuela de Educación Técnico Profesional de Lugano, Instituto Libre de Segunda Enseñanza, Escuela Preuniversitaria Ramón Cereijo, Escobar, y el más antiguo, el Colegio Nacional de Buenos Aires (Institución con raíces históricas, previas incluso a la propia creación de la Universidad de Buenos Aires, y fundado como tal en 1863 por Bartolomé Mitre).

Estos establecimientos tienen en común, y como reflejo de la Universidad que los nuclea, su carácter experimental y piloto, la organización de sus propuestas pedagógicas en torno a la tradición humanista, al incentivo de la creatividad individual, la libertad de cátedra, el reforzamiento de la autonomía intelectual y el pensamiento crítico. "Siembran futuro".

Poner calidad en lo público es darles a nuestros jóvenes todo aquello que sea necesario sin distinciones de ningún tipo. Una sociedad que se piensa a sí misma y se produce con equidad tiene por ende un futuro de grandeza asegurado.

 

Eso es la UBA, eso es Nuestro Colegio, presente de construcción y futuro siempre de grandeza. Debemos continuar trabajando duro día tras día y sin descanso; pero, sin lugar a dudas, mirando estos 200 años que evocamos, también tenemos mucho para celebrar.

 

(* ) Rectora del Colegio Nacional de Buenos Aires-UBA.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

La educación, ese derecho olvidado
Los recientes dichos del presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero, respecto de la dificultad que encontró la empresa para incorporar 200 operarios con secundario completo, resulta un excelente disparador para un debate que está ausente en gran parte de la dirigencia política y mucho más aún en el gobierno.