Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Domingo 17 de Octubre de 2021

Pandemia suspendida

Pandemia suspendida

25/09/2021 |Se informa a la población que la pandemia causada por el Covid 19 ha sido suspendida hasta el 14 de noviembre del corriente año.

(*) Jorge Pedro Jurado

 

Causó entre estupor y sorpresa la decisión abrupta de flexibilizar las actividades no esenciales como si por arte de magia el virus hubiera sido vencido y desaparecido de la faz de la tierra. Nadie ya testea lo suficiente y los números que se publican cada vez son menos confiables. Los países inteligentes restringen medidas caso EEUU, España o Israel sea por nuevas variantes o porque no admiten vacunas que nos aplicaron localmente. Acá las cosas son bien distintas.

 

Luego del resultado de las primarias las cosas cambiaron así porque sí. Parece que volverán los espectáculos masivos y solo algunos con aforo, el uso de barbijos será a discreción en espacios abiertos, los viajes de egresados a Bariloche y los tours de jubilados recomienzan. También vuelve el fútbol con público. ¡Aguanten los trapos!

 

Eso si de volver la presencialidad a las universidades de eso no se habla. Esta afirmación me hace recordar el título de la memorable película ítalo-argentina dirigida por María Luisa Bemberg.

Es un verdadero milagro de este gobierno que a pesar del aún bajo nivel de vacunación y casi nulos testeos, haya logrado tamaño éxito. Vale la expresión: si los votos no se consiguen con relato pues cualquier forma es valedera.

Primero hubo que negociar el cambio de figuritas. Eran todas fáciles solo había que encontrarlas. Dijeron a este lo ponemos acá y a ese allá. ¡El de Interior no me lo tocás! respondieron. ¡Entonces a mi tampoco el de Economía!

El Canciller está viajando a México y nada sabe. No importa. Llamalo que se vuelva y vos lo reemplazás. Y si hace puchero decile que es problema de él. ¡Yo no sé nada de relaciones exteriores! fue la respuesta. No importa. Hay que cambiar para que nada cambie. Es así. La gente no sabe nada y de esto no entiende. Así terminó la orden.

Otro tema. Empecemos ahora a tocar timbres a los que no fueron, seguro son nuestros. Les faltó convicción o ese día no tenían ganas. La mejor forma de convencerlos es regalando heladeras, cocinas, bicicletas, créditos blandos, más que blandos, blandísimos. Seis cuotas es poco hagamos doce, dieciocho, o más.  ¿Pero de dónde sacamos la plata? Preguntaron todos. ¡Llamá y que no apaguen la máquina o tomá prestado lo poco que queda del Fondo de Sustentabilidad o mejor agarrá una parte de esos dólares que recibimos de los derechos especiales de giro y pagales algo así no se dan cuenta!. Somos unos vivos bárbaros. Más que vivos. Unos genios.

Otra cosa. Hay que hablar con los intendentes que no se involucraron para que lo hagan. Decile al petiso que lo haga. No puede ser que en la mayor provincia hayamos perdido. Asimismo, hay que insistir en que la culpa es de la pandemia y de los cuatro años anteriores. Así y solo así podemos revertir la paliza y seguir dos años más.

¿Che y si la oposición repite o lo que sería peor aumenta la diferencia? No se. Eso no lo sé. Preguntale a otro ya que la respuesta es muy difícil y nosotros ya no somos un gobierno de científicos. Somos políticos y tenemos experiencia. Si no mirá los que volvieron.

Dale nos vemos un día de estos. Bueno, en realidad nos cruzaremos por ahí cuando salgamos a tocar timbres o pegar carteles o hacer campaña en algún canal amigo. Eso si siempre con la frente alta y el mismo relato.

 

Tiene actualidad la conocida frase “El imperio no tiene amigos ni enemigos, tiene intereses”. Cuánta razón.

 

 

(*) El autor de este artículo es abogado, escritor, periodista, columnista de radio y director del Grupo de El Censor de Gualeguaychú que se publica en la red social de Facebook.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

Dicen que un porro es inocuo
Varias veces hemos escuchado esta expresión que genera confusión cuando te toma distraído. Podemos preguntarnos: ¿Será así? ¿Es cierto que un porro no hace nada? ¿Cuántos habrá que fumar para que sí haga algo dañino? ¿Es posible considerar un consumo que sea recreativo y sin riesgo?  
La detección temprana del Alzheimer
.