Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Viernes 22 de Octubre de 2021

Presidente, tuvo demasiado tiempo

Presidente, tuvo  demasiado tiempo

27/09/2021 |El tiempo del presidente Alberto Fernández, como alguien de quien un 48% esperaba decisiones diferentes, se acabó. Resulta inútil cualquier exhortación que lo urja a retomar el rumbo, porque el rumbo hacia el que encaminó su gobierno fue desde el comienzo el de la perversión.

Por Carlos Manfroni (*)

 

No puede adjudicársele un solo acto en beneficio del país y, en cambio, todos aquellos que llevó a cabo siguieron la agenda de la muerte: la muerte de la república, de la democracia, de la justicia y de las personas individuales.

Sus políticas terminaron con la vida de decenas de miles de inocentes y en el tiempo oportuno que tuvo para salvarlos no lo hizo. Su reprobable obediencia lo llevó a avanzar sobre lo que quedaba de independencia judicial, mientras los ciudadanos habían sido encerrados tempranamente mediante la agitación del miedo.

Gobernó por decreto en tanto sus partidarios cerraban el Congreso, hasta que multitudes hastiadas de tanta burla salieron con banderas a las calles y avenidas de las grandes ciudades, de los pueblos, de las rutas, a manifestar que no estaban dispuestas a tolerar esa puñalada por la espalda.

Desde los estamentos coordinados del poder se exhortó o toleró la toma de tierras, con la invocación de una necesidad social que nunca conmueve el esfuerzo ni el patrimonio de los gobernantes y sus socios.

Su gobierno permitió y hasta apoyó como nunca antes con tanta frecuencia e intensidad las usurpaciones en el sur argentino por parte de grupos terroristas que no reconocen la bandera ni la jurisdicción nacional.

Miles de delincuentes fueron lanzados desde la cárcel a las calles cuando el pueblo trabajador era perseguido obsesivamente por los actos más elementales a los que tenía justo derecho.

Ahora, en veinticuatro horas tras la reflexión de la derrota, el gobierno pasa de la detención y penalización de un remero solitario que a nadie podía contagiar en medio del río, a la apertura de discotecas y la casi plena liberación de toda actividad. Y entonces, por si alguien no la hubiera visto, se advierte más claramente la mentira y la inutilidad de la quiebra de tanta gente de trabajo mientras los cortesanos reían y festejaban su propia impunidad.

La perversión consiste, precisamente, en corromper el estado natural de las cosas y el gobierno de Alberto Fernández fue, desde el comienzo hasta el fin, el reino del revés. Y es el fin, efectivamente, porque su administración está ahora intervenida por aquellos a quienes no hizo más que obedecer.

En realidad, el tiempo del Presidente nunca existió; sólo había llegado la máscara del verdadero poder.

Hoy sólo queda la decrepitud y el descenso a la vergüenza más profunda, que es el lugar de la obsecuencia, destinada a provocar el rechazo de tirios y troyanos y la absoluta soledad de aquellos que indebidamente se someten.

 (*) El autor de este artículo es consejero Académico en Fundación Libertad y Progreso.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Opinión

China, un potencial Cisne Negro, que amenaza a todo el mundo
Nassim Nicholas Taleb, en su libro “Cisne Negro”, desarrolla la teoría que describe un suceso inesperado, impredecible y disruptivo de gran impacto socio económico. Las características del Cisne Negro son las siguientes.