Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Domingo 5 de Diciembre de 2021

El duelo no es político

El duelo no es político

23/10/2021 |Waldemar Oscar von Hof (*) Especial para EL ARGENTINO

Hemos visto, en el tiempo de pandemia del Covid, muchas despedidas de las víctimas del coronavirus. Hileras de fosas en la tierra roja del Brasil y pequeños grupos de familia despidiendo a los deudos, a veces con distancia y otras sin respetarla. En varios países latinoamericanos las familias haciendo cola con sus ataúdes envueltas en negras bolsas para conseguir un espacio en los cementerios. Miles de piras funerarias quemando día y noche, en la India, con las familias haciendo complicados trámites para conseguir leña y el combustible para cumplir con el ritual de despedida.  En Alemania las familias siempre pudieron acompañar a sus seres queridos ya que la Asociación Federal de empresas funerarias estableció rápidamente un protocolo de cuidado. En nuestro país el protocolo no permitía despedir a los fallecidos ya que estaba restringida la circulación para estos casos. Incluso en los primeros meses los ministros pastorales estábamos excluidos del acompañamiento a los deudos.

Sabemos del dolor que generaron los desaparecidos en la década del 70 y 80 del siglo pasado. Las madres se unieron para acompañarse en el duelo, pero también para reclamar por sus muertos porque necesitaban despedirlos, sepultarlos, llorarlos y cerrar el dolor que la perdida por la muerte genera.

La necesidad de despedir a un ser querido, con la presencia del cuerpo y la vivencia del proceso, ayuda a que la despedida pueda ser más vivencial y el dolor pueda ser mitigado. La humanidad ha desarrollado rituales y liturgias para esta despedida que si no se hacen presencialmente deben ser re elaboradas mediante algún elemento simbólico para que el proceso del duelo llegue a cerrarse. La despedida y la tranquilidad de que el ser querido está descansando en un lugar apropiado y seguro es inherente a este proceso.

En los casos de las desapariciones o la no presencia en este proceso deja abiertos resquicios en la psiquis que luego deben ser elaborados mediante símbolos, o en su defecto no se cierran nunca, generando sufrimientos crónicos.

El testimonio bíblico en el evangelio de San Mateo da cuenta de ello, cuando en el capítulo 27, narra la muerte de Jesús. Las mujeres se acercaron “para cuidar de él”, son las que acompañan a José de Arimatea para realizar el ritual de envolverlo en un lienzo de lino limpio y colocarlo en la tumba tallada en la roca, para luego sellarla con una piedra. Es interesante observar que Pilato accede al permiso para retirar el cuerpo y a realizar las exequias. Las mujeres también fueron las que al tercer día acudieron temprano para realizar el ritual de despedida al cuerpo ungiéndolo con aceites y perfumes. Rituales que ayudan, acompañan y permiten superar el dolor en la despedida.

En este año un grupo de personas tomó la iniciativa de realizar un gesto ritual para expresar el hecho de no haber podido acompañar a sus seres queridos en sus últimos momentos y en su despedida a la eternidad en el tiempo de la cuarentena. Lo hicieron escribiendo nombres sobre piedras y las colocaron en túmulos en la plaza de mayo. Entristece y lastima las distintas idas y venidas que han tenido estas manifestaciones. Por un lado, la politización y la generación de una división entre el público que expresaba su dolor y la dirigencia que veía en esta manifestación una expresión de encono hacia los que detentan el poder. No quiero pecar de ingenuo, pero genera dolor, cuando precisamente el dolor ante la muerte, es vapuleado de esta forma. Es triste también observar que no todo ha quedado allí, si no que las expresiones en contra continúan sin tener en cuenta la necesidad de un duelo en paz y en serio.

Es interesante que, en el relato bíblico, Pilato, el que fue parte de la condena a muerte, que se lavó las manos, ahora al tener que emitir una orden para que los familiares despidan dignamente a Jesús, lo hace sin poner cuestionamientos. Evidentemente tenía en claro que el dolor de los deudos es algo caro al sentimiento. A pesar de detentar el poder, de decidir sobre la vida y la muerte de sus súbditos, considera necesario e imprescindible realizar el ritual de despedida del condenado. Exigencia a la que no puede oponerse.

El dolor, la muerte y el sufrimiento no deberían ser utilizados para controversias o para marcar y ahondar diferencias. Solamente con el respeto llegaremos a construir una democracia que no tenga a las divisiones, generadas por el duelo, como base.

 

(*) Waldemar Oscar von Hof es pastor de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Colaboraciones

Más de lo mismo
Pese al intento del gobierno de frenar la suba de los alimentos, estos continúan su escalada.