Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Martes 30 de Noviembre de 2021

Megajuicio: Juan Pablo Aguilera, con un rol gerencial en la empresa Formato Urbano

Megajuicio: Juan Pablo Aguilera, con un rol  gerencial en la empresa Formato Urbano

29/10/2021 |.

En jornadas anteriores, las testimoniales en el marco de la causa de las imprentas fueron patentizando la vinculación de Formato Urbano con las empresas Bustamente y Montañana Publicidad, y la Secretaría de Comunicación del Gobierno de Entre Ríos. El jueves pasado, la testimonial de Raúl Galarza abundó en otro aspecto saliente: el rol gerencial de Juan Pablo Aguilera y este testigo en las empresas que la defensa asegura, son de Emiliano Giacopuzzi y Maximiliano Sena.

El propio Galarza contó al inicio de la audiencia que, entre 2012 y 2013 se desempeñó como empleado de la Gobernación, colaboró también con la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires, y con la empresa Formato Urbano, que Fiscalía adjudica a Juan Pablo Aguilera, cuñado del exgobernador Sergio Urribarri. Además, reconoció que tuvo un contrato en la Cámara de Diputados, bajo la órbita del exlegislador Hugo Berthet de San Salvador.

En un tramo de su testimonial que se extendió por más de una hora y media, la Fiscalía le mostró una planilla de sueldos de la empresa, de diciembre del año 2013. Le hicieron leer los nombres y el monto que cobraron. En ese sentido, la imputada Corina Cargnel, contadora de Formato Urbano, cobró en ese mes 6.000 pesos, 500 pesos más que Emiliano Giacopuzzi, el supuesto dueño según sostienen los defensores, consignó el portal Análisis Digital.

–¿Sabe usted por qué la contadora de la empresa cobraba más que el dueño? –preguntó la fiscal Patricia Yedro.

–No. Acá me entero lo que cobraban –respondió.

Actualmente, Galarza se desempeña como administrativo en el Registro Civil de General Campos, de donde son oriundos varios imputados. También trabajó como auxiliar de educación y la Municipalidad de General Campos. Entre 2014 y 2015 estuvo en la Secretaría Privada de Gobernación, pero llegó a Paraná en 2011. Recibió personas, atendió el teléfono, hizo trámites administrativos, entre otras gestiones, según mencionó el jueves pasado. En el marco de su vinculación con la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires, dijo que viajaba “haciendo las veces de secretario del director”, es decir Juan Pablo Aguilera. 

“De modo informal colaboré con la empresa de Emiliano Giacopuzzi, por un año y medio o dos años entre 2012 y 2013. Hacía logística y coordinación de distintas áreas”, contestó a la fiscal Patricia Yedro. Por esas tareas le pagaba la contadora Cargnel “contado en mano”. “La empresa estaba bastante desorganizada cuando hice una distribución de campaña, después de eso Emiliano me pidió ayuda”. Reconoció a Luciana Almada, esposa de Juan Pablo Aguilera, como otra “dueña” de Formato Urbano. 

Galarza dijo que tenía contacto “seguido” con Giacopuzzi, Almada y trabajadores de la empresa: Carlos Ramírez y Julio Alegre. Ambos declararon en jornadas previas y admitieron contratos en la Legislatura de la provincia. Agregó que para Formato Urbano manejaba un furgón Sprinter.

Quedó plasmado que se desempeñaba en la Gerencia de Formato Urbano, junto a Aguilera, según la documentación que se le fue mostrando durante su testimonial. La Fiscalía le hizo leer varios correos electrónicos. “A la empresa vino un couch llamado Alejandro, participé de eso. La finalidad era mejorar el rendimiento”, contó. De inmediato tuvo que leer un mail de febrero de 2013, enviado por Cargnel a Juan Pablo Aguilera y Galarza. “Informe de gerencia número 4”, tenía estampado, entre otros detalles. Eso ocurrió luego de que Galarza le responda a la fiscal que no participaba de decisiones gerenciales de la empresa.

“En alguna oportunidad que su esposa no podía participar, él estuvo participando de esas reuniones”, contestó más tarde, de modo dubitativo, cuando le preguntaron por qué le copiaban correos electrónicos gerenciales de Formato Urbano a Juan Pablo Aguilera si la supuesta dueña era Luciana Almada.

 

Causas acumuladas

 

El megajuicio acumula cinco legajos por presunta corrupción en el gobierno de Entre Ríos, bajo los mandatos del exgobernador Sergio Urribarri -quien está exceptuado de participar de la audiencia para cumplir con sus tareas en las embajadas de Israel y Chipre, donde vive actualmente con su esposa Ana Lía Aguilera-.

El primero de los legajos investigados en el Ministerio Público Fiscal -representado en este debate por la fiscal Anticorrupción Cecilia Goyeneche, y los fiscales Patricia Yedro, Gonzalo Badano y Juan Francisco Ramírez Montrull- se conoce como “causa de la vaca” o “causa delas imprentas”. Tiene como imputados al exgobernador Urribarri; el ex ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez; a Juan Pablo Aguilera, cuñado del exgobernador y empleado del Senado; a Alejandro y Luciana Almada; a Maximiliano Sena; a Emiliano Giacopuzzi -los cuatro como directivos de las empresas Tep y Next-; a Gustavo Tamay como responsable de certificación de publicidad en la vía pública del exMinisterio de Cultura y Comunicación; y a Corina Cargnel, contadora de las empresas.

La hipótesis principal apunta al direccionamiento de publicidad estática en las calles y rutas, en favor de las empresas que adjudican a Juan Pablo Aguilera. En esta causa también está imputado el publicista de Concepción del Uruguay, Fernando Montañana, pero fue apartado del debate oral y se lo juzgará oportunamente porque atraviesa una situación de salud comprometida. También estuvo imputado en este proceso el publicista paranaense Jesús Bustamante quien, en febrero de 2018 arribó a un acuerdo de juicio abreviado con Fiscalía por el cual aceptó una pena condicional de 2 años y 8 meses. Estos dos publicistas, sostienen los fiscales, aceptaron aparecer como beneficiarios de diversas contrataciones con el Estado entrerriano siempre y cuando retornaran parte del dinero percibido a las empresas Tep y Next que, de ese modo, concentraron toda la publicidad en la calle. La investigación abarca un período que va de 2010 a 2015.

Se ventila también el legajo conocido como “sueño entrerriano” que acumula tres expedientes: la causa Cumbre del Mercosur; Parador Playero en Mar del Plata; y Solicitada. Los imputados son Urribarri; Báez; Gustavo Javier Tórtul; Aguilera; Cargnel; el exministro de Turismo; Hugo Marsó; y Gerardo Caruso. La hipótesis acusatoria sostiene que a través de gastos del Gobierno de Entre Ríos se financió la campaña presidencial del exgobernador Urribarri.

El último legajo del megajuicio es el conocido como “Global Means”, a partir del cual se investigó la adjudicación de publicidad en 18 medios gráficos del país a una empresa que, cuando recibió el beneficio, no estaba constituida como tal y tampoco aparecía en el registro de proveedores del Estado.

En el debate intervienen, además de los fiscales, los defensores Raúl Barrandeguy; Candelario Pérez; Marcos Rodríguez Allende; Emilio Fouces; José Velázquez; Ignacio Díaz; Juan Méndez y Miguel Cullen.

El tribunal está compuesto por José María Chemez, carolina Castagno y Elvio Garzón. La audiencia comenzó el 27 de septiembre pasado y no se sabe bien cuándo concluirá, debido a la complejidad de los delitos investigados, a la profusa prueba documental que se va exponiendo en el debate y a la cantidad de testigos previstos.

Los delitos acusados son negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, peculado y defraudación a la administración pública. Los fiscales calculan un desfalco que supera los siete millones de dólares.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Policiales

Piaggio fue recibido por la viceministra de Seguridad Mercedes La Gioiosa
El intendente Esteban Martín Piaggio fue recibido por la secretaria de Seguridad y Política Criminal de la Nación, Mercedes Lagioiosa, y durante el encuentro dialogaron sobre la importancia de articular y potenciar el trabajo para mejorar la seguridad y la calidad de vida de los habitantes de Gualeguaychú.  
Se realizó una Cátedra abierta sobre “Las violencias por razones de género”
El área de Género y Diversidad Sexual de la Municipalidad participó de una cátedra abierta organizada por la Universidad nacional de Entre Ríos (UNER) con la presencia de más de cien estudiantes de primer año de las carreras de Licenciatura en Ciencia Política y Trabajo Social.  
Se articuló un nuevo operativo para combatir incendios en zona del Delta
Desde el jueves pasado se instaló en la localidad santafesina de Alvear -en cercanías a Rosario-, la base operativa del comando que trabaja en el control y ataque de los nuevos focos ígneos registrados en las islas del Delta.