Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Martes 25 de Enero de 2022

Yo, tú, él, nosotros, vosotros y ellos

Yo, tú, él, nosotros, vosotros y ellos

11/12/2021 |El problema de este país son los que pertenecen a la última persona del plural o sea “Ellos”.

A primera vista se trata de pronombres, pero si comenzamos la oración nos daremos cuenta que a pesar de la construcción que hagamos para modificar la realidad ello será muy difícil de hacer pero no imposible si lo hacemos todos nosotros.

 

Jorge Pedro Jurado (*)

 

Viendo la jura de los nuevos diputados en la semana pasada nos dimos cuenta que sea como fuere la construcción gramatical que formulemos conforme las reglas ello no cambiará la triste y verdadera situación de nuestra patria. Será muy difícil cambiarla, aunque no creemos que sea imposible, si la mayoría de nosotros, es decir los que pertenecemos a la primera persona del plural y que somos los más nos ponemos a trabajar en ese objetivo en serio, muy en serio.

Empecemos a conjugar esos pronombres del título conjuntamente con el verbo “ser o estar” y allí veremos claramente la realidad que lamentablemente somos, la imagen que tenemos, la conducta o inconducta con que realizamos o no nuestras acciones y la ansiada solución para que esto que nos pasa cambie de una vez y para siempre.

“Yo” soy un ciudadano, mayor de edad, vivo en una casa que es de mi propiedad, cumplí siempre con las normas de mi patria. No solo cuando juré lealtad a la bandera en la escuela sino cuando me enrolé, cuando hice el servicio militar obligatorio, cuando me gradué en la universidad volví a jurar por Dios, por la Patria y por la Constitución Nacional y las leyes que reglamentan su ejercicio. Pago regularmente mis impuestos nacionales, provinciales y municipales. Cumplo con mi deber cívico a pesar de que por mi edad estoy exceptuado. Respeto, aunque muchas veces crítico y lo seguiré haciendo a las autoridades máximas de nuestro país. Acato todas las normas y si las creo inconstitucionales acudo a la justicia para intentar modificarlas. Ejerzo mi profesión en libertad. En fin, soy un ciudadano simple y común como si habitara un país normal.

Por ello podría vivir en otro país “normal” habiendo acumulado la experiencia de estar viviendo en Argentina hace casi tres cuartos de siglo. Ah, para que no queden dudas si alguna vez cometo una infracción de tránsito voy y hago el pago voluntario. No corto calles ni avenidas para protestar y cuando lo hago simplemente cumplo con mi derecho de hacer oír mi voz sin perjudicar a nadie.

El segundo pronombre o sea “Tú” haces lo mismo que Yo y similar conducta cumple “Él” y la mayoría de “Nosotros” y siendo más castizos de “Vosotros”.

El problema de este país son los que pertenecen a la última persona del plural o sea “Ellos” y es ahí donde debemos trabajar para mejorar la calidad de vida de los argentinos, para que baje o desaparezca la pobreza, para que no haya inflación, para que los que cometen actos en contra de la ley y la Constitución Nacional paguen por su inconducta, para que no haya más corrupción, para que volvamos a tener la educación que recibimos antaño, para que haya paz, salud, concordia, diálogo, esperanza. Para que seamos lo que alguna vez fue Argentina. Para que les dejemos una Patria a nuestros hijos y nietos. Para ser felices y vivir ya que de eso se trata la vida.

Digo esto porque no es difícil señalar donde está el cáncer de la república, en qué lugar hay que hacer cirugía mayor y cambios, a quién debe dirigirse el plan para los próximos 50 años sea en lo económico, político, educacional, etc.

No soy Yo, ni eres Tú, ni acaso es Él, ni Nosotros y menos Vosotros los responsables de lo que nos está sucediendo. Son sólo ellos.

Ellos son los que llegan al poder jurando por Dios, La Patria y los Evangelios, la Constitución Nacional y las Leyes, y ni siquiera cumplen el reglamento de juramento de la Cámara de Diputados que sus pares establecieron.

Dictan decretos de necesidad y urgencia estableciendo cuarentena obligatoria que no cumplen, roban o comenten asociación ilícita y no van presos, no pagan impuestos y luego les otorgan moratorias, no aportan y reciben jubilaciones privilegiadas, dictan sobreseimientos en causas penales sin haber siquiera entrado a la etapa oral de discusión. Ellos cortan calles y avenidas todos los días del año y no pasa nada. Roban, matan, asesinan. Ellos cajonean expedientes para quedar bien con el poder de turno y nada sucede. Presionan a la prensa, se pelean con la oposición e incluso hemos visto que ahora se pelean entre ellos sin exclusión de alianzas o partidos políticos.

Señores somos Nosotros los que debemos exigirles a Ellos. Eres Tú, es Él, sois Vosotros. En fin, soy Yo quien humildemente pretende señalarles cual es el camino para salir de este aquelarre en que estamos Nosotros.

 

(*) El autor de este artículo es abogado, escritor y director del periódico digital “Grupo de El Censor de Gualeguaychú” que se edita en la red social de Facebook.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."