Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Sabado 21 de Mayo de 2022

Experta en Inteligencia Artificial ocupa silla en la RAE: "La IA puede ayudar a estudiar la lengua"

Experta en Inteligencia Artificial ocupa silla en la RAE: "La IA puede ayudar a estudiar la lengua"

16/04/2022 |Por Agustina Ramos - Télam

La experta en inteligencia artificial (IA) y lenguaje Asunción Gómez-Pérez, nombrada para ocupar la silla "q" de la Real Academia Española (RAE), afirmó que "los recursos lingüísticos pueden proporcionar riqueza a las aplicaciones de IA", al tiempo que estas puede ayudar a hacer "más eficaz y eficiente" el estudio de la lengua.

La doctora en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial es la primera persona que presenta una trayectoria vinculada al área de la Tecnología de la Información y la Computación en ocupar este puesto dentro de la RAE.

La científica nacida en Extremadura, España, se desempeña como vicerrectora de Investigación, Innovación y Doctorado en la Universidad Politécnica de Madrid, donde reside, y dirige el nodo de Innovación Digital en Inteligencia Artificial y Robótica para los Objetivos de Desarrollo Sostenible seleccionado por la Comisión Europea.

Su nombre aparece en la lista del 2 por ciento de científicas y científicos más citados del mundo, publicada en octubre de 2021 por la Universidad de Stanford, y dirigió 106 proyectos de investigación, con cuyos fondos logró mantener el Grupo de Ingeniería Ontológica que fundó.

"Los recursos lingüísticos pueden proporcionar riqueza a las aplicaciones de IA pero, al mismo tiempo, las aplicaciones de IA pueden ayudar a los filólogos y a los lexicógrafos a estudiar la lengua para hacer su trabajo más eficaz y más eficiente", señaló a Télam Gómez-Pérez.

El pleno de la RAE está formado por 46 miembros y cada cual ocupa una "silla" representada por las letras del abecedario, tanto en mayúsculas como en minúsculas, excluyendo las letras v, w, x, y, z, Ñ, W, Y.

El jueves 7 de abril, la catedrática Gómez-Pérez fue nombrada por el pleno de la RAE para ocupar la silla "q", convirtiéndose en la decimocuarta mujer que se desempeña como académica de la institución y una de las siete que están en función.

La silla "q" estaba vacante desde el fallecimiento de Gregorio Salvador el 26 de diciembre de 2020, y la candidatura de Asunción fue presentada por los académicos Luis Mateo Díez, Pedro García Barreno y Salvador Gutiérrez Ordóñez.

En diálogo con Télam, Gómez-Pérez contó cuál es la relación entre lo que investiga hace años en lo referente a informática y lenguaje.

 

Télam: ¿Por qué la RAE está interesada en incorporar a una académica del área de la Tecnología de la Información y Comunicación?

Asunción Gómez-Pérez: Hay ahora mismo un proyecto muy importante en España asociado al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ha sido dotado con 1.100 millones de euros para modernizar la economía española. Dentro de esos fondos hay un proyecto que se llama Lengua Española e Inteligencia Artificial (LEIA) que se va a ejecutar desde la Real Academia Española.

Ese proyecto tiene como objetivo que los dispositivos, las máquinas, que hablan o escriben en español, utilicen a la hora de generar los textos un español que sea correcto, teniendo en cuenta todas las especificidades dado que hay expresiones que se pueden utilizar en España que no se utilizan en Latinoamérica o viceversa. El objetivo es que todos estos dispositivos hablen o escriban de forma correcta.

 

T: ¿Cómo es hoy en día el lenguaje de las máquinas?

 

A: Cuando nosotros interactuamos con las aplicaciones nos aparece, por ejemplo, la función de autocompletar. ¿Qué es lo que ocurre? Que nosotros vamos escribiendo y el autocompletar nos va sugiriendo una serie de palabras. Muchas veces es muy fácil darle a la sugerencia que nos está proponiendo. Eso a lo mejor nos impide que nosotros podamos elegir otra palabra, es decir, nos va condicionando la comunicación entre personas.

 

T: ¿Por qué ocurre?

A: Estas aplicaciones utilizan cierto tipo de algoritmos que son capaces de analizar cuáles son las palabras que nosotros normalmente utilizamos cuando escribimos. Entonces si una persona está especializada en un campo, las palabras que le va a sugerir son siempre las mismas. Eso lo que hace al final es empobrecer el vocabulario del ser humano cuando se comunica a través de una máquina, de una aplicación digital.

 

T: ¿Cómo se puede modificar esta situación?

A: La máquina, por ejemplo, podría proponer un sinónimo, o cuando alguien utiliza una abreviatura podría saber que esa abreviatura equivale a una palabra completa. También proponiendo traducciones entre idiomas mucho más precisas. Eso sería la forma de empezar a introducir cierto tipo de recursos que tiene la Academia del diccionario para enriquecer este tipo de aplicaciones.

 

T: ¿Cómo fue su camino profesional en esta dirección?

Yo llevo trabajando con palabras desde el inicio de mi carrera profesional, pero expresando las palabras en un lenguaje comunicacional que entiende el ordenador. Si el ordenador entiende el significado de una palabra entonces va a poder posteriormente razonar con esas palabras y con otras. En este sentido, empecé a investigar en el tema de ontologías en los años '90. Cuando hacemos ontología expresamos el significado de la palabra en lenguajes lógicos. Mientras el diccionario está para que lo lean las personas, las ontologías que tienen palabras son para ser utilizadas por las computadoras.

 

T: ¿Cómo la inteligencia artificial viene a modificar la noción tradicional del lenguaje?

A: La relación entre la lengua y la IA es como si estuviéramos en una carretera de dos direcciones. Por un lado, los recursos lingüísticos pueden proporcionar riqueza a las aplicaciones de IA, pero al mismo tiempo, las aplicaciones de IA pueden ayudar a los filólogos y a los lexicógrafos a estudiar la lengua, para hacer su trabajo más eficaz y más eficiente.

 

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."