Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Lunes 27 de Junio de 2022

Aporte a la cultura: Las escuelas de la ciudad recibirán imágenes inéditas de la cultura Chaná

11/06/2022 |El martes 14 de junio en el Centro Cultural Alas se entregarán a todas las instituciones educativas, que lo deseen, imágenes inéditas hasta el momento de la cultura Chaná.

El proyecto se inscribe en el Programa Puntos de Cultura del Ministerio de Cultura de la Nación. El desarrollo de estas escenas culturales estuvo a cargo de Paulina Lemes, Victoria Frigo y Marcos Henchoz, y contribuye a dar respuestas pedagógicas a la falta de imágenes que ilustren la cultura autóctona local.

La convocatoria del marte 14 a las 20hs en el Centro Cultural Alas, se centrará en la entrega de 7 láminas en tamaño A4 con ilustraciones de escenas cotidianas de la cultura Chaná a los representantes de las instituciones educativas. Cada ilustración está acompañada por un breve texto explicativo. Luego de la entrega del material, se dará una breve charla sobre la experiencia en la realización del proyecto, seguido por un momento musical. Toda la atención estará centrada en la entrega de las imágenes  que después estarán disponibles en internet.

Por otro lado, desde el perfil de Facebook e Instagram del centro cultural se está realizando un sorteo de anotadores y señaladores con las ilustraciones para el público general.

 

Un poco de historia

La cultura Chaná estuvo presente en Gualeguaychú por más de 2000 años, pero poco se sabe  de ella debido a la ferocidad de la conquista que se encargó de borrar cualquier vestigio de ella. “Los antiguos abuelos que sobrevivieron a la masacre se mezclaron entre los peones de campo, adoptaron apellidos de Castilla y silenciaron las palabras, para sobrevivir en ese medio hostil. Así que la herencia chaná no desapareció del todo, pero al ser una herencia vergüenza, fue callada”, expresa el documento del proyecto Oyé nden.

La iniciativa nombrada “Oyé nden, que significa guarda memoria en Chaná, una imagen dónde reconocernos” supone una respuesta a un gran vacío pedagógico, donde las imágenes que hay disponible sobre los pueblos originarios ilustran a personas montadas en caballos con lanzas y “una cara de locos infernal”, relata Paulina Lemes, una de las co-autoras del proyecto.

“Tomamos como punto de partida la investigación de Miguel Almeida, y los relatos de Blas Jaime y una parte la imaginamos. La cultura chaná estuvo hace más de dos mil años en nuestro territorio”, expresa Lemes.

 

Revisar la historia

Uno de los ejes principales es  “contrarrestar la imagen de los pueblos originarios que teníamos de gente enojada. Muy poco sabemos de ellos, porque cada vez que hablamos del origen de Gualeguaychú nos remontamos a un cuento fantástico de Fray Mocho, pero de la historia real poco conocemos. Queremos contribuir a la identidad mestiza de nuestro pueblo. Porque la historia autóctona de Entre Ríos desapareció hacia el 1700. Y la herencia afro y autóctona fue construida como herencia vergüenza. Si nuestros abuelos autóctonos se hubieran ido realmente, no tomaríamos mate ni defenderíamos el medio ambiente tanto como lo hacemos. Nuestros abuelos siguen vivos en nosotros y nosotros queremos que estas imágenes ayuden a eso. Y por ahí donde hay dudas en el árbol genealógico, tal vez haya presencia Chaná”.

La necesidad de ponerle cuerpo y rostros al pasado responde en primera instancia a la posibilidad de dar respuestas a un gran vacío en la historia local. Al respecto, Marcos Henchoz señala: “Como no surge esta propuesta desde un área de gobierno, nos pusimos a ver hace dos años cómo podíamos hacer para subsanar esto”.

 

El desarrollo de las imágenes

La creación de las imágenes estuvo a cargo de Victoria Frigo, profesora de Artes Visuales.  Para poder recrear escenas de la vida cotidiana de los chanáes, Frigo se reunió con Marcos y Paulina para poder entender lo que querían reflejar en las ilustraciones.

“Con eso, me puse a hacer borradores, apuntando a la idea de mostrar un nuevo rostro sobre nuestros ancestros, donde se viera la cotidianeidad, la ternura familiar, la mirada cómplice, el cariño, y sobre todo, mostrar los rasgos físicos que compartimos nosotros. Una vez hechos los borradores, nos reunimos nuevamente donde los observamos y repensamos. Y ya con eso acordado, solo me quedo hacer lo final, con los estilógrafos y lápices de colores. Mientras los iba haciendo les iba pasando fotos a los chicos para que vean el proceso”, relató la profesora de Artes Visuales.

 La artista menciona que los primero borradores surgieron en su cabeza ni bien tuvo conocimiento del proyecto. Seleccionó un par de escenas y creo tres borradores de cada una y junto a la devolución de sus compañeros pudo darle forma al resultado final.

Sobre el desafío que entrañó la realización de las ilustraciones, Frigo expresa que  trató de trabajar sobre la  conexión que pretendía generar el proyecto: “quería que quienes vean las láminas se logren identificar con esos rostros, con esa escena y esa familiaridad, que puedan verse en ellos como nuestros "abuelos". Esa conexión que quería generar entre obra y espectador fue lo que supuso el mayor desafío artístico y personal”.

Finalmente, la profesora espera que “este proyecto se viva y se reproduzca en todas las escuelas y charlas cotidianas, ojala que como pueblo podamos apreciar a nuestros abuelos indios y su legado. Con este proyecto esperamos que se pueda generar un nuevo debate y una nueva mirada sobre nuestro pasado y nuestra actualidad”.

El borramiento de casi la totalidad de una cultura está atravesado por conceptos vinculados a una manera de entender a la civilización y al progreso. Lo que no entra en estas categorías es barbarie. Por mucho tiempo, bajo estas ideas se construyó la historia Argentina. Resta exigir una revisión de la historia oficial y programas que avalen este tipo de proyectos que contribuyen al enriquecimiento de nuestra cultura y a la puesta en valor del orgullo de ser una sociedad mestiza.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."