Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
martes 22 de enero de 2019

“La torre elevada”, un libro revelador sobre el 11-S

04/09/11 |Durante los diez años transcurridos desde los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York han circulado todo tipo de obras que arriesgan teorías sobre los disparadores del episodio, pero acaso pocos tan exhaustivos como “La torre elevada”, trabajo del periodista Lawrence Wright que fue publicado en la Argentina.

Fruto de cinco años de investigación que lo llevaron por Arabia Saudita, Sudán y Afganistán, el trabajo de Wright disecciona la formación de la organización terrorista Al-Qaeda y su actuación centrándose en su líder Osama Bin Laden, su ideólogo Ayman al-Zawahiri y el agente del FBI John O’Neill, que estuvo a punto de detenerlos y murió el mismo 11 de septiembre.
Wright (Nueva Orleans, 1947) es un periodista del New Yorker que en su momento anticipó los ataques al Word Trade Center con el guión de “Contra el enemigo”, film protagonizado por Bruce Willis y Denzel Washington, en el que se narraba cómo tres años antes del 11-S un grupo de terroristas islámicos aterrorizaban Nueva York y amenazaba con un atentado.
“Lo que realmente me inquietó fue que esta película anticipaba nuestra respuesta: musulmanes espiados, sospechosos torturados. La película no tuvo mucho éxito en el momento del estreno, pero fue la más alquilada en los videoclubs tras el 11 de septiembre. Puedo afirmar que, en un modo un tanto tenebroso, yo anticipé esos atentados sin ser consciente de ello”, aseguró el periodista en una entrevista.
Wright se licenció en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, y trabajó durante dos años en la Universidad Norteamericana de El Cairo, en Egipto.
Es escritor, guionista, autor teatral, redactor de The New Yorker desde 1992 y miembro del Centro sobre Leyes y Legalidad de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, además de autor de varias obras de ficción.
A pesar de la saturación bibliográfica sobre el atentado, “La torre elevada” (Debate) tiene atisbos de originalidad y, en especial, una distintiva claridad en la exposición: la proliferación de nombres y referencias que circulan por la obra está perfilada de tal manera que el lector puede comprender rápidamente el origen y las motivaciones de los movimientos fundamentalistas en el Islam.
Considerado como uno de los mejores libros sobre el tema -lo que le ha reportado numerosos premios a su autor, entre ellos el prestigioso Pulitzer- el texto desliza que el atentado se pudo evitar, pero que las mutuas obstrucciones entre la CIA y el FBI junto al desprecio a la organización de Osama Bin Laden permitieron que el episodio fuera posible.
El trabajo de Wright está exquisitamente documentado y permite asomarse a la psicología de los protagonistas para entender, por ejemplo, el odio hacia los valores occidentales, en particular hacia ideas como la emancipación de la mujer -cuya sumisión es innegociable para cualquier talibán- y la hegemonía mundial del “materialismo” de la sociedad occidental, donde la religión es poco más que una herencia cultural.
La obra se inicia con el análisis de las distintas visiones de los fundamentalismos en el mundo islámico y su odio hacia Occidente, y en especial hacia Estados Unidos y su modo de vida.

Según avanza la investigación de Wright, aparecen los grupos radicales en diferentes partes de Medio Oriente y norte de África, hasta llegar al surgimiento de Al-Qaeda y el ataque a blancos estadounidenses.
A partir de anécdotas y características personales no conocidas de los personajes, el autor desmitifica a personajes como Osama Bin Laden o Al-Zawahiri y permite una mejor comprensión de los movimientos fundamentalistas islámicos.
Wright conduce al lector con ritmo trepidante desde los orígenes del islamismo radical en El Cairo hasta la destrucción de las Torres Gemelas de Nueva York y su relato adquiere tensión dramática al contraponer dos dinámicas: la de Bin Laden y su “número dos”, Zawahiri –que pretender ejecutar una suerte de yihad mundial- y la del agente del FBI John O’Neill, que trabaja para neutralizarlos.


La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."