Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Tuesday 26 de January de 2021

 El dolor de los argentinos

 El dolor de los argentinos

Los argentinos nos despertamos el 20 de diciembre, con tres noticias que nos dejaron un sabor amargo y una gran impotencia.

 

Encontrarnos con la aprobación de la Ley del Genocidio, interrupción del embarazo con mucho desagrado tuvimos que ver frente al Congreso de la Nación un espectáculo Felinesco provocado por mujeres grandes, jóvenes y adolescentes del pañuelo verde, una ley votada por los legisladores de la oposición.

Entre Ríos le dijo no al aborto pero los diputados Atilio Benedetti (Dto. Gchú), Gabriela Liena de Chajarí, Jorge Lacoste de Sauce de Luna, Dto. Federal  y la senadora Stella Olalla de Paraná, creyeron que tenían que votar lo que a ellos les parecía. ¡Error! están sentados allí para representarnos y no lo hicieron, usando argumentos falaces, pobres, muy carentes de contenidos para justificar su voto, siendo funcionales a un capricho del presidente, eso dejaron entrever.

Quiero felicitar a los diputados Marta  Fregonece, de Macía, Gustavo Hein de Basavilbaso y al senador Alfredo De Angeli por defender la vida y ser fiel a sus principios.

La segunda noticia mala fue para los jubilados, mientras en el Senado se debatía la Ley del Aborto, en diputados volvían a castigar a los jubilados. Eso sí, no oí a ninguno proponer bajarse las dietas ni pedir prescindir de la cantidad de asesores, es obsceno e inentendible lo que este gobierno está haciendo con los que trabajamos toda la vida aportando para tener un retiro digno.

La tercer noticia negativa fue una cachetada de las más fuertes, que la vicepresidente (ni hablemos de sus procesos y causas) fue premiada con jubilaciones y pensiones, retroactivas millonarias y sin pagar impuesto a las ganancias. Esto me llevó a no poder festejar ni desear un feliz año.

Estamos viviendo un momento más oscuro desde el comienzo de la democracia, todo es injusticia. No podemos, ni debemos olvidar a Solange que se le prohibió ver a su papá antes de morir ni a Abigail, otra crueldad. Su padre tuvo que cargarla en brazos varios kilómetros para que pueda ser atendida.  Esto sumado a la destrucción del país, provocada por medidas autoritarias que no tienen nada que ver con la pandemia y la falta de autoridad del presidente, jueces y funcionarios que nos dejaron un 2020 que será recordado de la peor manera.

 ¿Podemos decir feliz año nuevo?

¿Podemos creer que la justicia actúe como corresponde con la señora Cristina?

¿Podemos tener la esperanza de una Argentina mejor gobernada?

 

María Cristina Massares

DNI 11550420


POR LA SENSIBILIDAD DEL TEMA, LOS COMENTARIOS DE LOS LECTORES FUERON BLOQUEADOS.