Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Wednesday 15 de July de 2020

Cuando lo que no nos gusta se presenta inevitable, la única salida es afrontarlo

05/08/2020 |.

Hace más de ochenta años que los argentinos decidimos caminar para atrás mirando siempre adelante.

Sabemos que no es la forma en que se mueven la mayoría de los países y para darnos cuenta de dónde venimos y que nos espera solo hace falta mirar hacia atrás para ver que fuimos aquel país que durante cincuenta años seguidos creció al 5% anual, mirar hacia el costado para ver cómo van Cuba y Venezuela delante de nosotros y finalmente imaginarnos el futuro.

A los argentinos, cualquier excusa nos resulta buena para desviar la atención del problema y por supuesto evitar la acción para corregir el mismo.

Hasta el más infeliz del pueblo se da cuenta que el inconveniente de convivencia argentino se debe a la falta de respeto a principios fundamentales que permiten que el derecho de cada uno termine donde empieza el de los demás.

Los privilegios son abusos que permiten a algunos avanzar sin atribuciones con sus voluntades contra los derechos de los otros.

Y lo hacen sin que la única ley no reglamentaria de la república los proteja, -me refiero a nuestra Constitución Nacional.

Así, día tras día, año tras año, década tras década, los argentinos hemos venido esforzándonos para cruzar la grieta y asentarnos en el bando de los privilegiados.

Hoy en el siglo XXI es mayoría el grupo que goza de privilegios. Sin embargo, la Argentina; lejos de permanecer en el primer mundo en el que nos dejaron nuestros abuelos, cae y cae y cae en busca del fondo del tarro.

Los plebeyos de la modernidad argentina están de aquel lado del charco. Son los minoritarios y se esfuerzan trabajando y produciendo para sostener a los ciudadanos privilegiados.

¡Pero cada vez son menos! Y los hijos de los que quedan quieren pasarse para el lado de los más en busca de un futuro mejor.

Todos comemos de lo que aquellos producen. Pero no nos detenemos a pensar que sucederá cuando ellos no estén.

Es muy grande la probabilidad que estalle una crisis económica mundial superior a todo lo conocido antes y si ello sucede, nos encontrará a los argentinos en la búsqueda del chivo expiatorio para una vez más patear la pelota para adelante y no enfrentar el problema.

Lo que se resiste persiste, nadie querrá renunciar a sus privilegios, pero los privilegios nos conducirán inevitablemente a la violencia.

 

Diego A. Fernández

Contador Público

 

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."