Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Tuesday 11 de May de 2021

Cómo leer a Umberto Eco

Cómo leer a Umberto Eco

02/19/2021 |Umberto Eco murió el 19 de febrero de 2016.

Ya está en las librerías "Cómo viajar con un salmón" una serie de columnas periodísticas del autor de "El nombre de la rosa", que abordan el mundo tecnológico y burocrático, y ven la luz en el quinto aniversario de su muerte.

 

A cinco años de la muerte del semiólogo y ensayista Umberto Eco acaba de llegar a las librerías argentinas una colección de divertidas notas periodísticas tituladas "Cómo viajar con un salmón", que sin abandonar la liviandad de una columna de diario muestra a un erudito sorprendido por un mundo tecnológico, burócrata y lleno de banalidades que le resulta ajeno, incómodo y gracioso, siendo algo más que un apéndice de sus "diarios mínimos".

El 19 de febrero de 2016 moría Umberto Eco. El mundo intelectual y los lectores quedaron huérfanos de uno de los nombres más importantes de la cultura contemporánea y con una particular mirada sobre el mundo. Tenía 84 años, era escritor, filósofo, gran observador y experto en comunicación y medios. Había nacido en Alessandria el 5 de enero de 1932.

Eco fue un semiólogo, filósofo y prolífico ensayista que escribió un sinfín de ensayos sobre estética, lingüística y filosofía medievales, así como novelas de un extraño éxito en ventas.

 

El homenaje a Borges

 

Gran lector de Jorge Luis Borges, su exitosa novela "El nombre de la rosa" -que vendió catorce millones de copias, fue traducida a más de cien idiomas y llegó al cine de la mano del director francés Jean-Jacques Annaud- toma justamente su nombre de un poema del escritor argentino, así como el personaje del monje ciego Jorge de Burgos que custodia la voluminosa biblioteca, otro homenaje al autor de "El Aleph".

La novela publicada en 1980 fue un fenómeno inesperado, ya que se trata de una historia erudita, medieval, con muchas referencias cultas y que necesitó de varias apostillas explicativas, en las que por ejemplo señala que: "...biblioteca más ciego solo puede dar Borges, también porque las deudas se pagan". El autor del también best seller "El péndulo de Foucault", publicado en 1988, empezó a leer al autor de "Ficciones" desde muy joven.

 

Cómo viajar con un salmón

 

En sentido lúdico, pero sin la pretensión ni el logro literarios que tienen los textos del autor de "Rayuela", Eco solía publicar en la última página del periódico L'Espresso la columna cultural e irónica "La bustina di Minerva". Las notas empezaron a aparecer el 31 de marzo de 1985 y la última salió el 27 de enero de 2016, pocos días antes de su muerte. El nombre de la columna tiene que ver con una marca de fósforos suecos llamados "Minerva", en la cual se solían hacer breves notas. La luz de la llama de estos escritos tiene la brevedad de un fósforo.

El humor erudito e irónico de Eco, autor de obras de ficción como "La isla del día de antes", "Baudolino", "La misteriosa llama de la reina Loana", "El cementerio de Praga" y "Número Cero", se refiere, principalmente, al avance de la tecnología y en contra de la burocracia. Por eso cada uno de los escritos comienza con un "Cómo" realizar tal cosa. Un recurso similar al ya mencionado libro de instrucciones de Cortázar, aplicado en este caso a ejemplos del estilo "Cómo hacer el indio", "Cómo pasar unas vacaciones inteligentes", "Cómo sustituir un carnet de conducir robado", "Cómo seguir las instrucciones", "Cómo hacer un inventario", "Cómo comer en el avión", "Cómo escribir una introducción" o, el que le da título al conjunto, "Cómo viajar con un salmón". Parte de ellos fueron publicados en 1994 en "Segundo diario mínimo".

Ahora, la aparición de "Cómo viajar con un salmón" también rodea la idea de ir contra la corriente, solo desde el imaginario (o la "biblioteca" que tiene en la cabeza el lector, según palabras del propio Eco). La historia se refiere a un turista que tiene un salmón y vacía el frigobar del hotel para poner el pescado y cómo la incomunicación del idioma, la burocracia, la costumbre de los empleados, crean un malentendido permanente. Es constante la navegación del escritor italiano contra la corriente de un mundo que no termina de ser para él, un mundo que no está preparado para hacer más simple la vida de quienes lo habitan.

En la columna "Cómo emplear el tiempo" de 1988 -publicada también en esta nueva compilación- se refiere justamente a todas sus actividades y un cálculo (hiperbólico en algunos casos) de cuantas horas le lleva cada una de ellas. Enumera tres clases semanales en la universidad, lecturas de tesis, la dirección de la revista de semiótica "Versus", también dirigía dos colecciones científicas, escritura de ensayos, artículos, ponencias en congresos, contestar correos y las columnas para L'Espresso que conforman el material de este libro.

Según el autor, la escritura de estas columnas le ocupa "siendo optimistas, entre encontrar el argumento, tomar notas, consultar algún que otro libro, escribirla, reducirla al formato debido, mandarla o dictarla", unas tres horas: "multiplico por 52 semanas y tengo 156 horas", señaló.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."