Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Martes 28 de Septiembre de 2021

No les importamos nada, solo quieren votos

No les importamos nada, solo quieren votos

28/08/2021 |Los funcionarios políticos dicen lo contrario de lo que juraron ayer.

Los ciudadanos de bien, los que pagamos los impuestos, los que cumplimos el aislamiento, los que nos cuidamos, los que respetamos la Constitución Nacional podemos afirmar sin hesitación que la clase política dirigente de este bendito y pobre país está en la verdadera pavada y solo les importa perpetuarse en el poder.

 

Jorge Pedro Jurado (*)

(Colaboración)

 

Esto lo afirmo solo con ver los spots de campaña, los tik-toks, los bailes, las ridiculeces que hacen y dicen en este valle de lágrimas en que nos sumergieron para saber que piensan solo en ellos y en sus intereses mezquinos y viles.

Y no hablo del Presidente que además del pésimo escrito que peticionó como probation donando parte de su sueldo para purgar un delito que cometió por no cumplir lo que el mismo impuso por decreto y que primero negó haberlo cometido.

Un Presidente que avala la violencia de una docente hacia un alumno. Un Presidente que ignora hechos fácticos y leyes diciendo o jactándose de su condición de profesor universitario de una materia que ignora, está inhabilitado para desempeñar su cargo no solo moral sino legalmente. Tampoco dejo afuera a la oposición que tiene las suyas y no se halla exceptuada. Nadie se salva.  Cada uno de ellos tiene la cola sucia e interpreta la Constitución Nacional y el Código Penal a su antojo y propia conveniencia.

Cada uno guarda sus miserias y mira su propio ombligo en vez de mirar en derredor la pobreza que nos rodea, la falta de empleos, la inseguridad, en fin la destrucción de la Patria que fuera primera nación del mundo a principios del siglo XX y hoy sufre con asombro como nos mira el resto de los países.

Los funcionarios políticos dicen lo contrario de lo que juraron ayer. Hoy son aliados de quienes hace un tiempo eran opositores. Juran por la Patria, por sus hijos y luego los traicionan y tratan de echarle la culpa a otros. Jamás asumen equivocaciones ni errores. Claro como no hay ni juicio de responsabilidad ni de residencia contra ellos nada sucede.

Es fácil gobernar o ser miembro de los poderes del estado total con la plata, bienes y libertades del otro hacen lo que se les plazca mientras las causas judiciales se eternizan y si se deciden es solo cuando esos funcionarios ya perdieron poder. Sufrimos atentados terroristas que jamás tuvieron ni tendrán responsables presos, fiscales de la república asesinados respecto del cual se vendió su supuesto suicidio como si su memoria estuviera en una feria de ofertas. Ya pocos lo recuerdan. Hay policías presos o enjuiciados que arriesgaron su vida por los ciudadanos y hoy tienen más derechos los reos que salen libres solo por hacer cursos de corte y confección o millonarios gremialistas que incumplen órdenes judiciales sin que nada ocurra. En Argentina tomar una comisaría por la fuerza y salir excarcelado haciendo ostentación es oprobioso y delictual y no sirve de ejemplar condena. Señores, en mi país hay narcotraficantes que amenazan jueces usando teléfonos públicos en cárceles donde la ley prohíbe tenerlos y nada pasa. Nadie renuncia. A nadie se les pide explicaciones. Actitudes como estas en la esfera de una república en serio merecería no solo el repudio social sino la pena de la ley de fondo.

Ejemplos los hay de sobra. Tanto de un lado como del otro. En la Nación, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o en las provincias. Sean Frentistas o Juntistas son iguales. Las mismas caras, las mismas repetitivas conductas que nos llevaron a estar donde lamentablemente estamos y nos costará salir. No debaten, no renuncian, cobran fortunas por derecha y por izquierda, les importa un bledo la gente y hasta pueden venden a su madre por un voto o un cargo público.

No se les cae ni una idea innovadora para cambiar lo que vienen haciendo mal hace añares. De la pandemia y eterna cuarentena no hablemos y quiera Dios que la variante Delta u otras que pudieran venir no nos tome con el escaso nivel de vacunados en que nos encontramos porque las consecuencias serán impredecibles. Tienen millones de vacunas en heladeras para lanzarlas dias antes de las elecciones, inauguran plazas, rutas, viviendas algunas hasta por segundas o terceras veces solo para la foto. Un día afirman algo que contradicen al día siguiente.

Bastan simples ejemplos tales como que sancionan una ley de alquileres sin medir las consecuencias y ahora proponen derogarla. Otros quieren reducir a 0,90 centímetros o menos de distancia entre los alumnos en las aulas de todo el país para aumentar la presencialidad plena, como si ello fueran definitorio para evitar contagios o circulación comunitaria y lo más impactante es que sin dar explicación alguna compran la vacuna Pfizer ocho meses después de lo necesario, lo que hubiera salvado miles de vidas.

Un Presidente que se compara con San Martín, con el Gran Sanjuanino o defiende una docente que maltrata un alumno es un verdadero hipócrita. La oposición no es diferente. Denostaron o quisieron sacar a un lado a Macri y hace una semana lo varearon por los medios para atraer algún perdido sufragio de derecha.

Basta de hipocresía. Votemos a quien votemos, por favor hagámoslo con conciencia ciudadana. Somos pesimistas, pero como dice el dicho la esperanza es lo último que se pierde. Por favor no la perdamos.

 

(*) El autor de este artículo es abogado, periodista, escritor, ha publicado varios libros y dirige el periódico digital llamado Grupo de El Censor de Gualeguaychú que se edita en la red social de Facebook.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Colaboraciones

Un grito de esperanza
Por monseñor Jorge Eduardo Lozano (*)