Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Viernes 20 de Mayo de 2022

Un camping en medio de la noche: la historia de los días de Betiana Rossi antes de su hallazgo

Un camping en medio de la noche:  la historia de los días de Betiana  Rossi antes de su hallazgo

26/02/2022 |La mujer fue encontrada ayer en la zona isleña de Escobar. Había llegado el jueves a un camping frecuentado por personas en situación de calle. Será trasladada a Buenos Aires y se espera su declaración ante el fiscal del caso tras una evaluación psicológica

Por Leonardo Scannone - Infobae

 

Betiana Solange Rossi apareció después de 19 días de intensos rastreos a lo largo del Conurbano con perros que olfateaban en casas sin hallar rastro alguno, con su celular y su DNI descartados al costado de una vía en William Morris. Fue encontrada a salvo en la zona isleña de Escobar, a unos 55 kilómetros de la estación Sáenz Peña de Tres de Febrero, donde había sido registrada por cámaras de seguridad por última vez. Según supo Infobae a través de testimonios de lugareños, deambulaba por la zona desde al menos el jueves pasado.

Betiana fue hallada por efectivos de Prevención Comunitaria, personal municipal, en cercanías al puerto de Escobar. De inmediato, alertaron a la Policía Bonaerense, que resguardó a la madre de tres hijos en el Destacamento Camiño Isleño.

Infobae recorrió el lugar y los vecinos cuentan que vieron a Betiana al menos desde el jueves. Se trata de un lugar donde hay varios campings y puesto de comidas a la vera del río Paraná. Es una zona de encuentro habitual para aficionados a la pesca, principalmente Ana, la encargada de un kiosco ubicado sobre la rotonda de la Ruta 25, a metros del puerto y del puesto de Prefectura Naval, recordó que ese día, alrededor de las 11, fue a su negocio a comprarle un atado de cigarrillos y un encendedor y se pusieron a charlar. Betiana le preguntó por lugares donde pescar y donde acampar. La kiosquera no se dio cuenta de que era la mujer buscada.

Según indicaron los lugareños, Betiana se asentó luego en un descampado localizado a unos metros del camping “El Santiagueño”.

 “Mirá, no te puedo decir mucho, tengo antecedentes, no me quiero ni meter, pero sí, estaba por allá”, dice uno de los propietarios del lugar. El ambiente es llamativo mientras se desarrolla la entrevista. Un hombre bebe de una botella de whisky y escucha cumbia a todo volumen, mientras se intentaba poner en pie. Frente a él, un grupo de pescadores que con sus cañas caminaban al muelle del camping, distintas familias comían a pocos metros del río. El descampado tiene un claro rodeado de sauces y barro, llamado “La Junta”, donde hombres en situación de calle suelen llegar. Allí fue vista Betiana, de acuerdo a testimonios.

La historia no termina de quedar clara. Las versiones se contraponen. Una historia que provenía de efectivos de la Bonaerense indicaba que Betiana se habría encontrado ayer con dos pescadores, que le habrían ofrecido una carpa para pasar la noche y esta mañana se dirigieron al destacamento policial más cercano para dar aviso de su paradero. Otra versión indicaba que la mujer fue hallada por policías en un sector de cabañas en construcción. Lo cierto, de acuerdo a fuentes de los organismos de seguridad, es que los agentes municipales observaron a la mujer caminando por un camino interisleño y, al percatarse de que era ella, dieron aviso a la Policía Bonaerense.

Alrededor de las 15 de este sábado, Betiana fue trasladada hacia la sede de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 23, en el centro porteño. Se espera ahora su declaración. En la investigación se manejó la hipótesis de que se haya ido por voluntad propia, quizás ante un problema que no podía afrontar. Fuentes del caso revelaron que la mujer deslizó que se fue debido a una discusión con su actual pareja.

Hay, también, una historia sobre su recorrido a lo largo el conurbano. Betiana no habría aparecido de la nada en Escobar. La discusión con su pareja “motivó que tomara la calle y empezara a caminar llegando hasta Escobar recibiendo dinero y comida de las personas con las que se iba cruzando durante todos estos días”, asegura un informe oficial al que accedió este medio.

Betiana es madre de tres varones de 18, 15, 13 años y trabajó hasta septiembre de 2021 como ejecutiva en un reconocido banco. La denuncia de su familia indicaba que se había ido de la casa donde vivía desde hace dos años con sus padres, en el barrio porteño de Villa Real, después de una discusión con su nuevo novio por temas de dinero.

Con la investigación en marcha, las cámaras de CMU de la Policía de la Ciudad la registraron cruzando por debajo del puente de la General Paz a pie por la Avenida Víctor Hugo hacia el Tres de Febrero.

Desde ese municipio aportaron nuevas imágenes en las que se la vio caminando por distintas calles en aparente tranquilidad, sin indicios de estar perdida o de que alguien pudiera estar siguiéndola. Incluso, a las 17.19 de ese lunes 7 de febrero, se la observa ingresando a un supermercado chino de Avenida América al 700. Allí compró un agua mineral y una botella de alcohol de quemar. Luego, continuó el traslado a pie.

Ocho días después de la desaparición, los perros de la Policía de la Ciudad marcaron una propiedad en Sáenz Peña, una casa tomada en la que se hizo una inspección en presencia de testigos y con la anuencia de la fiscalía a cargo del caso. Sin embargo, el resultado fue negativo: en el interior los perros no detectaron ningún indicio.

Además, con la colaboración del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), se llevó a cabo un recorrido por la casa de Betiana y la de su ex pareja, donde se mantuvieron entrevistas con familiares y amistades, también con resultado negativo.

Tras once días sin señales en la búsqueda, la Policía de la Ciudad halló, mediante la triangulación de antenas de teléfonos, un rastro que sembró más interrogantes: una riñonera que contenía su DNI, una tarjeta SUBE, un juego de llaves y su iPhone, cuyo análisis de antenas determinó que la última señal había sido emitida el día 11, o sea, cuatro después de la desaparición.

Las pertenencias fueron encontradas en un predio de Tres de Febrero que linda con la estación Sáenz Peña, del ferrocarril San Martín, a una cuadra y media de donde había sido vista por última vez según las cámaras de seguridad, y donde, el lunes 14, se montó el mencionado operativo con perros y drones. Se cree que la riñonera pudo haber sido arrojada desde una calle cercana.

En medio del desconcierto, el gobierno nacional había anunciado una recompensa de un millón y medio de pesos para obtener datos que permitieran dar con ella.

Ahora, se espera que Betiana cuente su propia historia en la fiscalía del caso tras una evaluación física y psicológica. No se la imputó de delito alguno. También, según fuentes oficiales, se requirió que los pescadores que supuestamente le dieron cobijo declaren como testigos. Los familiares de Betiana, alertados por la noticia, llegaron a la fiscalía del caso para intentar verla a mediados de la tarde del sábado.

 

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."