Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
Lunes 8 de Agosto de 2022

El comedor Somos El Mundo atiende a 176 personas en Gualeguaychú

23/07/2022 |         

Como tantos otros merenderos, Somos El Mundo surgió durante momentos difíciles de la pandemia y llegó a alimentar a 198 personas. Hoy en día, con un número menor de asistentes, no tienen stock de mercadería por lo que tienen que salir semana a semana a recolectar donaciones.

Joaquín Ferroni era ordenanza y su esposa, trabajaba en el servicio de limpieza cuando se quedaron sin trabajo al principio del 2020. En este contexto, decidieron invertir en mercadería para ofrecer viandas que planeaban vender por internet. Sin embargo, en marzo se decreta la pandemia y los dos se preguntaban quién les iba a comprar en un momento de emergencia sanitaria mundial.

La pareja se había provisto de una importante cantidad de productos y para que no se echaran a perder decidieron ayudar a otras personas. Es así como surgió el comedor Somos El Mundo, a pesar del difícil momento que estaban atravesando.

Lo primero que hicieron con la cantidad de harina que tenían fueron fideos caseros. Antes habían colaborado con la guardería Nazaret y la gente misma que asistía al lugar les habían comentado que los fines de semana no tenían para comer. Es así que le dieron de comer pastas a 42 personas en aquella primera ocasión.

Durante la pandemia lograron juntar muchas donaciones y llegaron a tener un stock de mercadería importante. Joaquín señala que “la gente colaboraba en la pandemia, comprábamos las hormas de queso, hacíamos hamburguesas, pucheros. Buscamos todo lo que es carne, verdura, que no falte nada en la comida”.

Ferroni tiene una emisora de radio y con ella pudo sostenerse hasta que él y su esposa consiguieron trabajo nuevamente. Joaquín en un momento, cuando ya estaba mejor económicamente, intercambiaba publicidad a cambio de mercadería.  “Yo tengo la radio y con la radio comenzaron a venir programas y con eso me sostenía. Yo empecé a ofrecerle a una frutería, que tiene un par sucursales, publicidad a cambio de frutas y verduras”.

“Desde que arrancó la pandemia golpee puertas. A veces me parecía una cargada. Hay gente que en esta pandemia aprovechó e hizo como que tenía merenderos.  Mucha gente lucra con eso y los comedores que trabajamos realmente de corazón, estamos para ayudar a la gente. Lo que si tenemos donaciones de algunas distribuidoras cuando tienen, para que los chicos tengan una merienda para la escuela”.

Actualmente, el comedor Somos El Mundo está ubicado en Perito Moreno 777 y alimenta sábados y domingos a aproximadamente 176 personas. Joaquín, su esposa, Luana , Joaquina y Marcos sirven las viandas y las familias comen cada una en su casa. “La idea es que ellos coman en su casa y compartan con sus familias. La idea es que puedan compartir por más humildes que sean”.

Entre quienes  asisten en busca de comida se encuentra gente de clase media que perdió su trabajo en la pandemia y personas que hacen changas y se la rebuscan. Sobre esto, Joaquín señala que cuando alguno mejora su situación económica le avisa que no van a asistir más. Es decir, que al comedor solo recurren aquellos que tienen una necesidad real.

“La gente nos avisan si no van a venir porque están mejor. Incluso cuando tenemos para entregar una bolsa de pan, ellos nos dicen si tienen”.

En cuanto a la ayuda, Somos el Mundo no percibe ninguna asistencia municipal. Joaquín cuenta con una tarjeta nutrir que le entregaron desde el Área de Desarrollo con $6000 que solo le alcanzan para una comida austera  de un fin de semana.  En esta misma línea, Joaquín relata: “La Asociación Rural nos ayudó con carne durante tres meses. Sergio Dalcol se comunicó inmediatamente con nosotros y el chequeo si efectivamente no recibíamos ayuda.  Nos envió pulpa, paleta, pollo todos los fines de semana por tres meses”.

En estos momentos de gran inflación e incertidumbre económica, el comedor se ha quedado sin stock. Por lo que Joaquín y su familia deben salir semana tras semana a buscar donaciones para poder cocinar los fines de semana.

Joaquín explica: “Ahora estamos con el tema de la personería jurídica y si sale eso, ya podemos hacer más cosas. Se pueden pedir alimentos.  También queremos brindar talleres para los chicos y los adultos”.

Cuando se le pregunta a Ferroni por qué el y su familia hacen lo que hacen se le quiebra la voz. Cuando recupera la compostura alega que se siente identificado con las personas en esa situación porque ellos debieron travesar un momento difícil cuando se quedaron sin trabajo. “A mí hija que va a la ENOVA nunca le falto nada, pero cuando pelábamos las papas con mi esposa, guardábamos todo para hacer una tortilla, después  quedaba llena de aceite porque teníamos poca papa”.

“Este trabajo es voluntario y no tenemos fin de semana. Lo hacemos porque nos gusta, quisiera ser asistente social para ver todo. Es algo, que lo lleva uno en el corazón”.

Desde el comedor Somos El Mundo están pidiendo colaboración de la comunidad y los negocios de la ciudad para poder seguir llevando un plato de comida a la casa de 176 personas. Quienes puedan ayudar pueden comunicarse al 03446 15403135. También están juntado juguetes en buen estado para repartir entre los niños para El Día de la Infancia que se celebra en Agosto.

Por último, a través del Facebook del comedor se pueden ver las diferentes viandas que se preparan semana a semana. Joaquín y su familia tienen la sutileza de sacar las fotos de los platos con una presentación  especial que marca la necesidad de hacer digno el acceso a ese plato. Se puede ver que para presentar el menú, los anfitriones disponen un florero y un mantel blanco, en un intento de demostrar que estos plato son dignos no solo por su presentación sino porque calman el hambre de muchos gualeguaychuenses.

 

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."

Ciudad

UPM fue demandada ante Naciones Unidas por afectar derechos humanos
La planta de UPM Durazno recibió recientemente la aprobación de las autoridades ambientales uruguayas, que habilita a comenzar la fase de pruebas de los equipos para la producción de celulosa.  
Recolección de residuos: Sigue interrumpido el servicio