Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
jueves 14 de diciembre de 2017

Denuncian allanamiento patotero, irregular, intimidatorio y amenazante

Denuncian allanamiento patotero,  irregular, intimidatorio y amenazante

13/08/17 |  Los vecinos del barrio Ecológico de Pueblo General Belgrano fueron víctimas el miércoles por la noche de un allanamiento que tuvo todas las condiciones de irregularidad, pero también de acciones intimidatorias, amenazantes y patoteriles.

 

El allanamiento fue solicitado por el fiscal Sergio Rondoni Caffa y autorizado por el juez de Garantías N° 1, Mari Figueroa, para “realizar un acta de constatación e identificación de personas para dar con el paradero de Santiago Maldonado”, el joven que se encuentra desaparecido desde el 1° de agosto luego de participar de una protesta del pueblo Mapuche en la comunidad de Cushamen, El Maitén, de Chubut y por el cual está sospechada la Gendarmería Nacional.

El miércoles por la noche y a más de 1.500 kilómetros de distancia de Chubut, efectivos de la Comisaría Quinta realizaron el procedimiento en el Barrio Ecológico, pero de entrada el allanamiento fue irregular porque el juez había ordenado que la diligencia a practicar sea efectuada “en horario diurno”, con la presencia de testigos civiles “y delegado judicial en turno”.

Sabido es que los vecinos de este barrio se oponen a la iniciativa que impulsa la Municipalidad de Pueblo General Belgrano vinculada al barrio fluvial Amarras, cuyo conflicto se encuentra judicializado por las innumerables irregularidades que se han observado en ese desarrollo inmobiliario que afecta de manera irremediable al río Gualeguaychú.

Por eso tampoco sorprendió que la Justicia y la Policía tuvieran como uno de los testigos civiles a una funcionaria de esa municipalidad, identificada como Yamila Bellagamba, quien ejerce el rol de secretaria del Concejo Deliberante de esa localidad.

Los propios vecinos confirmaron que lejos de comportarse como una testigo civil, sacaba fotografías y prácticamente ordenaba a una sumisa policía por dónde buscar.

Demás está decir que en el allanamiento nunca se buscó a Santiago Maldonado, excepto que crean que una persona puede ocultarse dentro de frascos de yerba y fideos o detrás de las hortalizas de una huerta.

De ahí que los vecinos están convencidos que esa supuesta búsqueda fue una vil formalidad para hostigarlos, para infundirles temor, para amenazarlos y ejercer acciones intimidatorias.

La otra situación desopilante, es que el segundo testigo del allanamiento terminó allanado, lo que también habla a las claras de un nivel de improvisación que deja al desnudo que no había vocación para cumplir la orden del juez de Garantías y sí ejercer la cultura del miedo y el terror.

El abogado particular de los vecinos informó a EL ARGENTINO que por esas y otras razones han pedido la nulidad del procedimiento e incluso solicitaron un habeas corpus (que todavía sigue sin resolverse pese a su gravedad) porque se precisa saber por qué son perseguidos.

En el allanamiento se dio cuenta que se secuestraron siete plantas de marihuana, en una propiedad que no forma parte de la denuncia que llevan adelante los vecinos del barrio Ecológico.

 

Denuncia

 

El jueves a las 16 en sede del Ministerio Público Fiscal se radicó la denuncia por hostigamiento por parte de los vecinos, además de un hábeas corpus preventivo en el Juzgado de Garantías a cargo del doctor Guillermo Biré; dado que el juez Figueroa se excusó por haber dado la primera orden de allanamiento.

“Amedrentamiento y persecución”, así describió el abogado de los vecinos la situación vivida. Y narró que un par de días antes, los vecinos observaron que tres personas de civil habían invadido la propiedad privada y luego huyeron en un automóvil no identificado. Esto les llamó la atención e incluso una de esas tres personas está identificada y formaría parte de la Policía Federal”, explicaron.

También se fundamentó que la orden de allanamiento se realizó en un horario que no era diurno y sin el acompañamiento del delegado judicial como lo había ordenado el juez de Garantías. “El allanamiento se inició a las 18:15 del miércoles y a esa hora ya estaba oscuro y finalizó pasadas las 21. Se realizó sin la presencia del delegado judicial, lo que suma otro error básico en materia procesal que deviene en la nulidad”, indicó el abogado.

En ese marco, se resaltó que si bien la orden de allanamiento se hizo para buscar a Santiago Maldonado, “lo buscaron en frasco, de cocina, en las patentes de las motos, en los rastrillos de las huertas y en otras herramientas de labranzas; pero ni siquiera buscaron en los distintos ambientes de una vivienda. Es más, buscando a un hombre desaparecido, identificaron más a mujeres que a varones”.

 

Hábeas corpus

 

Con respecto al hábeas corpus, el Artículo 43° de la Constitución Nacional indica: “Toda persona puede interponer acción expedita y rápida de amparo, siempre que no exista otro medio judicial más idóneo, contra todo acto u omisión de autoridades públicas o de particulares, que en forma actual o inminente lesione, restrinja, altere o amenace, con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, derechos y garantías reconocidos por esta Constitución, un tratado o una ley. En el caso, el juez podrá declarar la inconstitucionalidad de la norma en que se funde el acto u omisión lesiva”.

También ese Artículo se sostiene que: “Cuando el derecho lesionado, restringido, alterado o amenazado fuera la libertad física, o en caso de agravamiento ilegítimo en la forma o condiciones de detención, o en el de desaparición forzada de personas, la acción de hábeas corpus podrá ser interpuesta por el afectado o por cualquiera en su favor y el juez resolverá de inmediato, aún durante la vigencia del estado de sitio”.

“Los vecinos viven con miedo por la actitud del Estado. Y hasta el momento no hay noticias de la denuncia penal por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público ni del resultado del hábeas corpus preventivo”, destacó el abogado.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."